Mundo 03 octubre 2016

Macri y Temer instan a Venezuela a cumplir con el Mercosur

BUENOS AIRES, Argentina (AP) — El presidente argentino Mauricio Macri y su homólogo brasileño Michel Temer trataron el lunes el caso de Venezuela dentro del Mercosur y advirtieron que ese país perderá su condición de socio activo si no cumple las exigencias del bloque a más tardar el 1 de diciembre.

Los dos mandatarios, de ideología conservadora, se reunieron en la residencia presidencial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires, tras la cual dijeron a periodistas que Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay mantienen su postura "uniforme" de que el gobierno de Nicolás Maduro debe respetar una serie de principios para seguir siendo socio en la unión aduanera.

"Le hemos dado un plazo; si no cumplen perderá la condición de miembro activo", advirtió Macri en referencia a la fecha límite anunciada para que Venezuela promulgue leyes de respeto a los derechos humanos, entre otras.

En la actualidad, la administración del Mercado Común del Sur está en manos de delegados de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay hasta que Venezuela cumpla con los requisitos para ser miembro pleno. Por su parte, ese país sostiene que la presidencia temporal la ejerce desde fines de julio pasado cuando Uruguay anunció el final de su periodo administrativo.

"Es preocupante la violación de derechos humanos" en Venezuela, señaló Macri, y "seguiremos atentamente viendo lo que pasa" allí.

En la misma línea, Temer afirmó que los socios fundadores del Mercosur coinciden en su posición para que Caracas "cumpla con los requisitos necesarios para integrarse".

En un comunicado divulgado el lunes por la noche, la cancillería venezolana expresó que Venezuela rechaza "las amenazas y agresiones proferidas" por Macri y el "presidente de facto" brasileño Temer.

"La intolerancia política e ideológica de estos gobiernos de derecha pretende atacar a la Revolución Bolivariana, a su gobierno y a su pueblo, para justificar mediante artimañas antijurídicas su proceder antidemocrático destructivo", se afirma en el escrito.

La cancillería aseveró que Venezuela ha incorporado el acervo normativo de Mercosur "con mucha mayor eficacia y eficiencia, en apenas cuatro años, que lo arrojado por estos países durante 25 años desde su fundación".

Tanto Macri como Temer lamentaron las dificultades para que el referendo revocatorio del gobierno de Maduro no se realice este año. Posteriormente el mandatario brasileño viajó a Asunción para reunirse con el presidente paraguayo Horacio Cartes.

Horas antes de su llegada, un grupo de manifestantes de partidos de izquierda se reunieron frente a la embajada de Brasil con carteles que traían consignas como "Temer golpista".

En Buenos Aires, Macri y Temer expresaron su voluntad de incrementar el intercambio comercial, combatir la pobreza y buscar "coherencias macroeconómicas" entre sus países, los dos socios de mayor tamaño del Mercosur.

"Percibimos que el mundo tiene una gran atracción sobre Mercosur.... en ese camino nos tenemos que preparar y cuidar los mercados de trabajo; en ese equilibrio queremos trabajar", dijo Macri.

Con motivo de la visita de Temer, los dos mandatarios suscribieron una declaración para incrementar la cooperación bilateral.

El presidente argentino señaló que en la reunión ambos coincidieron en la necesidad de reducir la pobreza, luchar contra el crimen organizado, el terrorismo y la corrupción y lograr gobiernos transparentes. Al respecto señaló que los dos comparten una "agenda amplia que nos vincula y trasciende a nuestros gobiernos" y que debe seguir el camino de la integración.

"Tenemos que reducir la pobreza en nuestros países y tenemos claro que eso se logra mejorando la educación y como resultado de eso creando empleo de calidad", sostuvo.

Temer remarcó que ambos países tienen los mismos problemas —la pobreza y el desempleo— y que los dos pueden trabajar en conjunto no sólo para fortalecer el Mercosur, sino para incrementar sus relaciones políticas y comerciales bilaterales.

"No son pocas las empresas brasileñas que están en la Argentina y no es pequeño el grupo de argentinos que operan en nuestro país", afirmó.

A las afueras de la residencia presidencial unas cincuenta personas, la mayoría brasileños, se manifestaron en contra de Temer, cuestionado por un sector que cree que su llegada al poder fue producto de un golpe de Estado a Dilma Rousseff, quien fue destituida en un juicio político. Entre los manifestantes había grupos izquierdistas argentinos que criticaron el perfil conservador de Temer.

Según la consultora argentina ABECEB, en 2016 el intercambio comercial entre Brasil y Argentina totalizará unos 20.912 millones dólares, una reducción del 46,7% en relación a 2011, cuando había sumado 39.616 millones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario