Mundo 15 marzo 2016

Macedonia devuelve a migrantes que forzaron entrada al país

SKOPJE, Macedonia (AP) — Macedonia devolvió el martes a Grecia a cientos de refugiados que el día anterior eludieron una cerca fronteriza en un avance masivo para continuar su viaje al norte hacia el más próspero corazón de Europa. Grecia atribuyó ese desplazamiento multitudinario a "desinformación criminal", posiblemente extendida por voluntarios que trabajan con los migrantes.

Los migrantes "se han devuelto a Grecia", indicó a Associated Press el portavoz del Ministerio macedonio del Interior Tony Angelovski.

Unas 1.500 personas se abrieron paso a Macedonia por un tramo no vigilado de la frontera, frustradas tras pasar semanas bloqueadas en un embarrado asentamiento ante el cruce cerrado de Idomeni. Caminaron unos 5 kilómetros (3 millas) y cruzaron un crecido riachuelo cerca del pueblo griego de Hamilo.

Unas 700 personas detenidas durante la noche fueron deportadas a Grecia por el mismo punto por el que entraron, indicó un miembro del gobierno macedonio. La fuente, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a comentar el tema con la prensa, también dijo que unos 50 periodistas y voluntarios detenidos con los migrantes habían sido liberados tras pagar una multa de 250 euros (280 dólares) por entrar de forma ilegal en Macedonia.

La policía griega dijo haber visto a varios grupos de migrantes que regresaban a Grecia desde secciones no vigiladas de la frontera, al este y oeste de Idomeni, aunque Grecia dijo no haber recibido notificación oficial ni solicitud de repatriación del país vecino.

Unas 14.000 personas están varadas en el campamento de Idomeni, en condiciones pésimas tras días de intensas lluvias. Durante meses, cientos de miles de personas de Oriente Medio y África cruzaron desde allí en su camino para pedir asilo en Europa central. Pero una serie de restricciones de fronteras iniciada en Austria se extendió por la ruta migrante de los Balcanes hasta terminar en un cierre completo la semana pasada.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, atribuyó los desplazamientos masivos del lunes a folletos distribuidos en Idomeni, que contenían información errónea e instaban a los refugiados a poner rumbo al norte de forma clandestina.

Tsipras dijo que "personas desconocidas, quizá grupos que se presentan como voluntarios", entregaron folletos que recomendaban a los migrantes cruzar la frontera evitando la parte vallada, y advertían de que si los migrantes se marchaban del sobrecargado campamento de Idomeni a los refugios en el norte de Grecia, se les encerraría allí.

"Esto es un comportamiento criminal contra personas que afrontan grandes penurias", afirmó Tsipras. "Esto debe parar".

Tsipras pidió a los refugiados que dejen Idomeni y acudan a los refugios, y pidió a los voluntarios que trabajan con ellos que sofoquen los falsos rumores.

En Macedonia, el ministro de Exteriores, Nikola Poposki, afirmó en un comunicado que sólo una respuesta "unida y humana" de la Unión Europea puede resolver la crisis migratoria.

"más migrantes en ciudades de carpas que se deterioran en la frontera sólo fomenta el contrabando (de personas)", dijo Poposki.

___

Testorides informó desde Skopje, Macedonia. Nicholas Paphitis, en Atenas, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario