Entretenimiento 01 junio 2016

L.S. Hilton detrás del mundo del arte y el erotismo

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Con la revelación de los Papeles de Panamá quedó nuevamente expuesto el lado turbio del mundo del arte, donde empresas en el extranjero son usadas para ocultar la propiedad de obras y evadir impuestos.

Algo parecido ocurre en la novela de suspenso y erotismo "Maestra", en la que una joven empleada de una casa de subastas atestigua cómo algunos clientes usan ventas de obras de arte para salir de problemas con el fisco y otros venden obras falsas a precio de reales.

"No me sorprenden para nada los Papeles de Panamá porque de hecho el mundo del arte se usa para evadir impuestos, no es algo desconocido para quienes están metidos en el mundo del arte", dijo la autora de "Maestra", L.S. Hilton, en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press desde Londres.

"El arte tiene una vieja asociación con el dinero sucio de muchas maneras y me pareció que eso era un aspecto muy realista del libro, aunque también diría que es una novela y la imagen del mundo del arte está exagerada y es ligeramente fantástica. No me gustaría que nadie pensara que este es un retrato completamente realista de cómo funciona el mundo del arte, pero por otro lado, tras las revelaciones de los Papeles de Panamá, la gente puede hacerse su propia idea de qué tan verdadero es", señaló la escritora británica, quien también trabaja como periodista y ha escrito otras novelas y libros de historia firmados como Lisa Hilton (dijo que el cambio de firma fue por asuntos de derecho de autor y mercadeo, no por pudor en el caso de "Maestra").

Su personaje principal es Judith Rashleigh, quien tras obtener con mucho esfuerzo su título en arte en una prestigiosa universidad trabaja como becaria y finalmente como asistente en una casa de subastas, aunque con su sueldo no le alcanza para sobrevivir. Esto cambia cuando se encuentra a una amiga de su juventud en el metro, quien la invita a trabajar en un club donde solo se sirve champán y los clientes pagan grandes cantidades para tomar con chicas que les hacen compañía.

"Creo que representa a esta generación", dijo Hilton sobre Judith. "Se esfuerza por hacer las cosas bien y creo que como a mucha gente de su generación le han dicho que si se esfuerza y trabaja duro tendrá éxito, pero se da cuenta de que no es así".

El contraste entre Judith y la clase privilegiada de sus jefes en la casa de subastas salta a la vista: la joven sabe que por mucho que estudie y se esfuerce no podrá estar a su nivel.

"A todo el mundo le gusta hablar sobre el sexo en el libro, pero no hablan de lo demás. Nadie quiere hablar de la diferencia de clases", señaló Hilton. "Creo que la situación es similar a la de México o incluso Estados Unidos: son clases muy marcadas, queramos o no están ahí. ... En Gran Bretaña, por ejemplo, la movilidad social se ha reducido bastante desde la década de 1970".

El thriller llega cuando un viaje con uno de sus clientes del club de citas a la Riviera Francesa se sale completamente de control y Judith tiene que esconderse un tiempo de la policía. En su huida termina en el yate de un millonario al que conoció en una noche de fiesta. A la par va aflorando su sexualidad.

"Para mí no hay una distinción entre los dos géneros y he tratado de hacer que la parte sexual sea parte de ella, que nos diga algo de ella, pero también necesita el impulso de la narración", dijo Hilton sobre mezclar suspenso y erotismo.

Al tratarse de un personaje joven, el principal interés de la autora era mostrar a una mujer moderna y hacerlo con un tono realista, por ejemplo, al mencionar que usa condones.

"Creo que en los últimos años hemos tenido una revolución sexual por el internet, tenemos acceso a imágenes sexuales las 24 horas del día toda la semana, tenemos aplicaciones como Tinder, tenemos una cultura de seducción por internet. Creo que el mundo ha cambiado y Judith es producto de ese mundo", dijo la autora.

"Me parece que los libros se están atrasando ante esta realidad", añadió, "así que cuando estaba escribiendo la parte sexual, quise hacerlo como lo haría alguien de esa edad y como lo hacen los adultos, no quería nada de magia ni eufemismos, quería que fuera claro y directo. Espero haberlo logrado".

"Maestra" será con vertida en una trilogía y para el 2017 se espera el segundo libro. La novela se ha colocado en las listas de los libros más vendidos en Latinoamérica y Estados Unidos.

También llegará al cine, posiblemente el próximo año, con un guion de Erin Cressida Wilson, cuyos créditos incluyen "La secretaria" y "La chica del tren".

Hilton no tuvo recelo en dejar su obra en manos de la guionista: "Me sorprendió mucho escribió el guion en siete días, lo cual parece un récord. Creo que es un medio muy diferente, el trabajo de Erin es convertir mi obra en algo visual y ella es profesional, yo no soy una guionista".

A finales de año la autora planea visitar la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario