Vivir Mejor 16 septiembre 2016

Los cinco engaños más comunes que sufren los consumidores

Compras por internet, complejas promociones de supermercados y contratos de telefonía celular son algunos de los campos donde radican las principales publicidades engañosas. Cómo evitar caer en la trampa, según una especialista

"Hola señor, lo llamaba porque le voy a hacer una oferta que no va a poder rechazar. Por tener una tarjeta de crédito con nuestro banco, le vamos a regalar un año de esta promoción, que le va a cambiar la vida"…

El speech sonó en el teléfono casi de cualquier ciudadano argentino. Ese intento de seducción comercial que luego se convierte en una suerte de "secuestro", una retención del cliente sin que éste pueda atinar a reaccionar.

A lo largo de las últimas décadas, la publicidad engañosa se convirtió prácticamente en un modus operandi de diversas compañías, ya sea para la venta directa o promociones por internet. Bancos, concesionarias de autos, empresas de electrodomésticos, compañías de telefonía celular o supermercados son algunos de los más señalados por los consumidores por supuestos engaños o estafas en la oferta de promociones.

"En los últimos años se incrementó de manera notable la cantidad de denuncias de los consumidores. Lo más raro de todo es que esa realidad nos deja dos sensaciones opuestas: por un lado, nos da la felicidad de saber que los ciudadanos se animan cada vez más a hacer reclamos; pero por el otro, nos hace dar cuenta que los casos de publicidad engañosa por parte de las compañías también es mayor", le explicó a Infobae Sandra González, presidenta de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (ADECUA).

En los últimos días, surgió la estadística de que en la Ciudad de Buenos Aires existen unos 1.700 reclamos relacionados a diversas faltas contra los consumidores. Las publicidades engañosas por internet se convirtieron en un "boom" de la materia de los últimos tiempos, mientras que las clásicas ofertas de promociones de bancos, supermercados y planes automotor volvieron a destacarse entre las más cuestionadas.

"Hay que seguir alentando día a día a los consumidores para que denuncien lo que es injusto. Del otro lado del mostrador también hay que mejorar muchísimas cosas. El dinámico tiene que ser más dinámico. No puede ser que haya que llenar tanto formulario para hacer una reclamación. La gran cantidad de trámites es lo que termina ahuyentando a la gente y así las empresas se siguen aprovechando", reflexionó González.

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario