Mundo 06 julio 2016

LO ULTIMO: Blair dice que el mundo está mejor sin Saddam

LONDRES (AP) — Las últimas noticias sobre la investigación británica sobre el papel del país en la guerra de Irak. Todas las horas son locales.

14:25

El ex primer ministro británico Tony Blair declaró que el mundo es un lugar más seguro tras el derrocamiento del dictador iraquí Saddam Hussein.

Sus declaraciones vinieron poco después de publicarse un informe que criticó duramente la invasión de ese país árabe en el 2003.

Blair aseveró que lanzar esa guerra fue "la decisión más difícil" que le tocó tomar.

Añadió que asume plena responsabilidad por su decisión y que ni el servicio militar ni el servicio civil británico deben ser culpados por los problemas que surgieron tras la invasión.

Blair dijo que Gran Bretaña había tomado precauciones para cierta situación en Irak después de la invasión, pero que los militares se dieron cuenta que existía una situación muy diferente en el terreno, cuando la seguridad colapsó y el país degeneró en la violencia étnica, religiosa y sectaria.

Blair admitió sin embargo que las evaluaciones realizadas por los servicios de espionaje británica habían resultado equivocadas.

___

13:10

Los iraquíes no están satisfechos con las conclusiones de la comisión investigadora sobre la guerra en Irak, afirmando que el ex primer ministro Tony Blair debe ser procesado por crímenes de guerra.

Ali al-Saraji, un residente de Bagdad, exclamó que Blair "destruyó nuestro país" y debe ser procesado como criminal de guerra por su participación en la invasión del 2003.

La inestabilidad causada por la invasión perdura hasta los momentos actuales, y ha dejado más de 100.000 iraquíes muertos, decenas de miles de heridos y millones desplazados.

Al-Saraji dijo que "desde el 2003 hasta ahora, nuestro país ha sido escena de destrucción, matanzas, masacres, bombas y enemistades".

El surgimiento de Al-Qaeda en Irak tras la invasión se metamorfoseó en el grupo que ahora se hace llamar Estado Islámico.

Juma al-Quraishi, un periodista iraquí, declaró que "todos los que participaron en la guerra contra Irak deben ser condenados, sea Gran Bretaña u otros".

___

12:10

El ex primer ministro británico Tony Blair dijo el miércoles que confía en que el informe Chilcot sobre la participación británica en la guerra de Irak acabe con las acusaciones de que empleó mentiras o engaños como una excusa para invadir Irak.

Blair emitió un comunicado el miércoles nada más publicarse el informe, señalando que intentó hacer lo correcto al sumarse a la invasión de Irak liderada por Estados Unidos en 2003, que derrocó al líder iraquí Saddam Hussein. Tras la invasión, el país quedó sumido en el caos y la violencia durante años.

"Tanto si la gente está de acuerdo o en desacuerdo con mi decisión de emprender acciones militares contra Saddam Hussein, la tomé de buena fe y en lo que yo creía era el mejor interés del país", afirmó el ex primer ministro.

Blair señaló que si bien el reporte Chilcot no se pronuncia sobre la base legal de una intervención militar británica en Irak, señala que el fiscal general determinó el 13 de marzo de 2003 que existía base legal.

___

12:05

Las familias de los militares británicos caídos en la guerra de Irak afirmaron el miércoles que Gran Bretaña debería aprovechar el informe Chilcot para asegurarse de que el país no vuelve a cometer esos graves errores.

En un comunicado, un grupo de familias que tuvo acceso al resumen ejecutivo del informe afirmó que "nunca deben volver a cometerse tantos errores que sacrifiquen vidas británicas y lleven a la destrucción de un país sin ningún resultado positivo".

La hermana de un soldado fallecido, Sarah O'Connor, afirmó que el informe confirma que hay un "terrorista" del que el mundo tiene que saber, y "ése es (el ex primer ministro) Tony Blair".

Las familias de los militares llevan tiempo presionando para que se realizara la investigación y que los responsables de la participación británica en la invasión que lideró Washington en Irak en 2003 rindieran cuentas.

___

11:55 a.m.

El responsable de la investigación británica sobre la guerra de Irak dijo el miércoles que el ex primer ministro británico Tony Blair sobreestimó su capacidad de influencia sobre las decisiones de Estados Unidos.

En un informe elaborado a lo largo de siete años, el funcionario retirado John Chilcot dijo que Blair puso demasiada fe en que podría influir en la política estadounidense en los meses previos a la invasión de Irak liderada en 2003 por Estados Unidos, que derrocó al gobierno de Saddam Hussein.

Blair tenía una buena relación personal con el presidente de Estados Unidos George W. Bush, y ambos colaboraron estrechamente en la preparación de la intervención militar en Irak.

La investigación de Chilcot publicó el miércoles notas detalladas de Blair a Bush describiendo planes estratégicos para la invasión.

___

11:40

El responsable de la investigación británica sobre la guerra de Irak dijo el miércoles que el despliegue de tropas británicas en Irak entre 2003 y 2009 terminó "muy lejos del éxito".

En un informe elaborado a lo largo de siete años, el funcionario retirado John Chilcot dijo que Gran Bretaña tuvo que llegar a un "humillante" acuerdo con milicias en Irak que habían atacado a las tropas británicas como la mejor forma posible de reducir la violencia desatada tras la invasión de Irak liderada en 2003 por Estados Unidos.

El esfuerzo simultáneo de guerra en Afganistán tuvo un efecto clave en las tropas británicas en Irak, señaló el autor principal del informe, citando escasez de helicópteros y material de vigilancia como ejemplos.

Las decisiones tomadas no se implementaron por completo y el Ministerio de Defensa fue lento en responder a la amenaza planteada por dispositivos explosivos improvisados en Irak, añadió Chilcot.

___

11:30

El responsable de la investigación británica sobre la guerra de Irak afirmó el miércoles que los riesgos de intervenir en Irak deberían haberse sabido con antelación.

El funcionario retirado John Chilcot afirmó que las autoridades británicas deberían haber conocido los riesgos de conflicto interno en Irak, el peligro de que aumentara la actividad de Al Qaeda y la posibilidad de inestabilidad general dentro del país.

La élite política y militar británica debería haber afrontado mejor los riesgos conocidos, afirmó Chilcot, y esos fallos siguieron teniendo un efecto tras la invasión de Irak liderada en 2003 por Estados Unidos. Una planificación cuidados habría tenido en cuenta esos factores, señaló.

El director de las pesquisas también destacó que el despliegue británico en Irak terminó "muy lejos del éxito"

___

11:25

El responsable de la investigación británica dijo que su comisión no se pronunciará sobre si había justificación legal para la invasión de Irak.

El funcionario retirado John Chilcot señaló que hubo fallos graves en la planificación y ejecución de la invasión de Irak liderada en 2003 por Estados Unidos y una pobre preparación de la posguerra, tras la que el gobierno de Saddam Hussein fue derrocado y el país se sumió en el caos.

Sin embargo, Chilcot señaló que "las circunstancias en las que se decidió que había una base legal para una acción militar británica estaban lejos de lo satisfactorio".

Su informe condenó ampliamente la planificación británica en materia política, militar y de inteligencia. No determinó que el ex primer ministro, Tony Blair y su gobierno hubieran desinformado de forma deliberada al público y al Parlamento sobre la situación en Irak.

___

11:10

El responsable de la investigación británica sobre la guerra de Irak publicó un duro informe sobre un conflicto que describió como iniciado con información imprecisa de inteligencia y ejecutado con planificación "del todo inadecuada".

El funcionario retirado John Chilcot dijo que "el Reino Unido decidió unirse a la invasión antes de que se hubieran agotado las opciones pacíficas de desarme. La acción militar en ese momento no era el último recurso".

El gobierno del entonces primer ministro Tony Blair presentó una evaluación sobre la amenaza que suponían las armas del líder iraquí Saddam Hussein con "una certeza que no estaba justificada", afirmó Chilcot, y la planificación militar de la guerra y la posguerra no estuvieron a la altura.

Chilcot supervisó una investigación que ha llevado siete años completar, con 150 testigos y 150.000 documentos analizados.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario