Oscar 2016 28 febrero 2016

Lo que podemos esperar de los Oscar 2016

(CNN) — La gran pregunta para la entrega número 88 de los premios de la Academia se puede reducir a una frase: ¿Qué hará Chris Rock?

Aunque los Oscar sean cosa de esplendor, de tedio y sí, de homenajear las mejores muestras cinematográficas del año, a las sutilezas de esta temporada se ha sumado #OscarsSoWhite.

Tal vez recuerdes que estuvo presente el año pasado.

Esta segunda parte probablemente tendrá el mismo cálido recibimiento que Jack y Jill 2. #OscarsSoWhite fue tendencia el año pasado a causa de la falta de personas de color en la lista de nominados en las categorías de actuación. ¿Dos años seguidos? Es probable que la capital del cine y sus instituciones esperaran que todos se hubieran olvidado de ello, pero ha llamado la atención más que nunca.

Aquí entra Rock, quien conducirá la ceremonia. No perdió tiempo en hacer un chiste sobre la controversia en Twitter: "Los Oscar son los Premios BET Blancos", escribió al día siguiente de que se anunciaran las nominaciones.

El productor de la ceremonia de los premios de la Academia, Reginald Hudlin, dijo en enero que Rock modificaría su monólogo, aunque un representante de Rock se apresuró a informar que el comediante "no había tomado decisión alguna respecto al contenido de su presentación".

"Todo se dará a conocer el 28 de febrero. No haremos más comentarios al respecto", dijo Leslie Sloane, publicista de Rock, al sitio web The Hollywood Reporter.

Es sabido que el estilo de comedia de Rock aborda temas sociales sin tapujos y que se burla de las vacas sagradas. De hecho, durante su presentación como conductor en los Oscar de 2005, demostró que Hollywood no era realista con un acto en el que entrevistó a cinéfilos afroestadounidenses. Ninguno había visto las cintas nominadas a mejor película.

Cheryl Boone Isaacs, presidenta de la Academia de Cine, dijo que no esperaba menos de él este año.

"Obviamente queremos que lo haga porque mucho antes de que esto pasara, elegimos a Chris para darle a la transmisión algo de audacia, algo de diversión y algo de comedia, de comedia inteligente", dijo a The Hollywood Reporter. "Así que sabemos que lo hará".

Otras celebridades, entre ellas Jada Pinkett Smith y Spike Lee, optaron por una ruta diferente. No van a asistir a la ceremonia (Lee tomó la precaución de señalar que no usó la palabra "boicot"). El desaire de Lee es particularmente agudo, ya que recibió un Oscar honorífico en noviembre.

A pesar de todo, Lee dijo que Rock puede hacer lo que quiera.

"Chris Rock es adulto", dijo Lee en el programa Good Morning America. "Simplemente va a hacer lo que quiera y lo apoyaré sea como sea".

¿Quién va a ganar?

La selección de Rock como conductor podría ser la única sorpresa de una ceremonia que tiene pocas para ofrecer.

Atrás quedaron los días en los que podías ver tu lista de candidatos al Oscar y preguntarte realmente quién iba a ganar en las categorías principales, días en los que te sorprendía el triunfo de una Marlee Matlin o que Shakespeare enamorado le ganara a Salvando al soldado Ryan.

En la actualidad, el público está tan pendiente de la temporada de premios como de la publicación más reciente del plató de Star Wars en Instagram, lo cual deja poco margen para lo inesperado.

A pesar de todo, aún no está todo escrito.

Mejor película: Durante gran parte de la temporada de premiaciones, En primera plana ha encabezado la carrera de mejor película. La cinta, que trata sobre un grupo de reporteros investigadores que trabajan en una historia de abuso sexual por parte de sacerdotes católicos, ganó la mención a la mejor película de parte de la Asociación de Críticos de Cine, del Instituto Estadounidense del Cine y en los Premios SAG, entre otros.

No obstante, El renacido, cinta protagonizada por Leonardo DiCaprio en el papel de un trampero vengativo a quien dan por muerto en las montañas en la década de 1820, ha cobrado fuerza en las semanas recientes. Ganó el Golden Globe a mejor cinta dramática, el BAFTA a mejor película y el premio del Sindicato de Directores. El renacido también está nominada a 12 Oscar, lo cual suele indicar que tiene con qué ganar en la categoría de mejor película.

Sin embargo, no hay que descartar a otros nominados, tales como La gran apuesta, una historia sobre unos genios de las finanzas que sacan provecho del colapso financiero de 2008, o Room, cinta que podría beneficiarse con un sistema de votación para mejor película con el que la segunda elección de todo el mundo tendría cierta ventaja... si asumimos que Room es la segunda elección de todos.

Mejor director: Usualmente, película y director van de la mano, así que el triunfo de El renacido en el Sindicato de Directores le ayuda a su director, Alejandro González Iñárritu. Si Iñárritu (quien ganó con Birdman el año pasado) vuelve a ganar, será el tercer director en ganar premios consecutivos al mejor director... y el primero en 65 años, ya que Joseph L. Mankiewicz logró la hazaña en 1949 con Carta a tres esposas y en 1950 con Todo sobre Eva.

No obstante, Mad Max: Furia en el camino de George Miller ha recibido un sólido respaldo de parte de las organizaciones de críticos y si los motociclistas rebeldes y las animadas escenas de acción de la cinta impresionaron a suficientes votantes en los Oscar, la cinta podría colarse.

Mejor actor: En realidad no hay dudas aquí: si Leonardo DiCaprio no es el ganador, será la sorpresa más grande desde que Roberto Benigni ganó por La vida es bella en 1999. Además de que Leonardo DiCaprio nunca ha ganado (a pesar de sus actuaciones en cintas como El aviador y El lobo de Wall Street), comió hígado de bisonte como parte de su actuación. A la Academia le encanta esa clase de dedicación.

¿Y si no gana DiCaprio? Pues podría ser cualquiera. Probablemente la mejor apuesta sea Matt Damon, quien dio un verdadero espectáculo con su actuación como astronauta abandonado en Operación Rescate.

Mejor actriz: Lo que comenzó como una categoría competitiva con aspirantes como la dos veces ganadora, Cate Blanchett (Carol), y la popular Jennifer Lawrence (Joy), se ha transformado en la carrera de Brie Larson contra la derrota. La estrella de Room, de 26 años, ha ganado todo lo habido y por haber por su actuación como una madre secuestrada que protege a su hijito y los Oscar (que les encanta premiar a actrices en ciernes) no deberían ser la excepción.

La principal competencia de Larson es la igualmente joven estrella de Brooklyn, Saoirse Ronan, de 21 años, quien ya ha estado en esta situación antes: la nominaron hace ocho años por Expiación, deseo y pecado.

Mejor actor de reparto: La ovación de pie que Sylvester Stallone recibió por Creed en los Golden Globes significa que a sus colegas les gusta, les gusta de verdad y probablemente se llevará el Oscar por su actuación como Rocky Balboa a 39 años de su nominación a mejor actor por el mismo papel. En cualquier otro año, Mark Rylance probablemente se habría llevado el galardón gracias a su poderosa y discreta actuación como el agente ruso en Puente de espías.

Mejor actriz de reparto: De todas las categorías de actuación, esta es la más incierta, aunque los pronósticos se inclinan por Alicia Vikander en La chica danesa. La actriz sueca llegó con todo en 2015 y trabajó en cuatro cintas importantes. Justo detrás de ella vienen Kate Winslet (Jobs) y Rooney Mara (Carol), quienes fácilmente podrían llevarse el premio.

Eso es entretenimiento

Aún con Rock y con 24 categorías de premios, los Oscar tienen que llenar la noche. Después de todo, como señaló alguna vez Johnny Carson, la ceremonia es "dos horas de entretenimiento resplandeciente repartidas en un programa de cuatro horas".

Entonces ¿qué más puedes esperar?

Tres de los nominados a mejor canción actuarán: Lady Gaga (Til It Happens to You), Sam Smith (Writing's on the Wall) y Weeknd (Earned It), aunque hay cinco canciones nominadas (lo sentimos, Manta Ray and Simple Song #3).

Es casi seguro que habrá una parodia ostentosa al principio de la ceremonia, ya que ha sido una tradición de los Oscar desde que Billy Crystal los conducía. Esos actos pueden tener un efecto incierto, pero cualquiera será mejor que el acto de apertura de Blanca Nieves a cargo de Rob Lowe.

Habrá una secuencia de In Memoriam por la que los cibernautas se quejarán al notar que falta uno de los favoritos.

Además, podría haber una o dos protestas, ya sea por parte de un ganador o de la orquesta cuando intente hacerle entender a un ganador efusivo que es hora de dejar el escenario.

Así que parece que contamos con que Rock diga algo provocativo, cosa que no debería costarle ningún trabajo.

La ceremonia número 88 de los premios de la Academia se transmitirá el domingo desde el Dolby Theatre en Hollywood. La alfombra roja iniciará a las 6 p. m., hora de la Ciudad de México y la ceremonia comenzará a las 7:30

Fuente: cnnespanol.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario