Associated Press 23 noviembre 2016

Líderes de la Florida piden más seguridad fronteriza

HIALEAH, Florida, EE.UU. (AP) — Una coalición de empresarios y líderes políticos conservadores de la Florida instó el miércoles al presidente electo Donald Trump a reforzar la seguridad en las fronteras, pero le pidió también que reconsidere su promesa de deportar a millones de inmigrantes que viven en el país sin permiso legal.

El grupo, llamado Floridianos por una Solución de Inmigración, es parte de una iniciativa nacional que alienta una solución para el quebrantado sistema de inmigración que incluya mayor seguridad fronteriza, y una revisión en la política de emisión de visas que permita el ingreso de más trabajadores calificados.

Sus miembros destacan que el país necesita la fuerza laboral de los inmigrantes para que la economía crezca, y no una deportación masiva de extranjeros que viven ilegalmente y no han cometido delitos.

"Tenemos que asegurar nuestras fronteras. Hoy en día cualquiera puede entrar y salir", manifestó Carlos Hernández, alcalde de Hialeah, vecina de Miami, tras asegurar que su ciudad "es el mejor ejemplo de lo que es una ciudad hecha por inmigrantes".

En una rueda de prensa que ofreció junto a un grupo de empresarios y líderes comunitarios, Hernández aseguró también que a los inmigrantes indocumentados "hay que darles una oportunidad para que sean parte de este país", y aseguró que "el momento para solucionar el problema de la inmigración es ahora".

A lo largo de su campaña política para llegar a la presidencia, Trump prometió deportaciones masivas y la construcción de un muro en la frontera con México, y dijo que negaría el estatus legal a cualquier persona que viva ilegalmente en el país.

Los integrantes de la coalición enfatizaron que los inmigrantes tienen un papel decisivo en la economía.

En la Florida, tuvieron un poder de gasto equivalente a 73.100 millones de dólares en 2014, mientras que los ingresos totales de los hispanos en ese año ascendieron a 47.000 millones de dólares, de acuerdo con un informe del grupo.

En la actualidad, de los poco más de 20 millones de habitantes del estado, unos 4 millones son inmigrantes, la mayoría de ellos hispanos de Centro y Sudamérica, de acuerdo con la Oficina del Censo. Estos inmigrantes se desempeñan en todos los sectores de la economía local, incluyendo la agricultura, las pequeñas empresas y la industria del turismo, la más importante del estado.

Además de Hernández, estuvieron en la conferencia Rudy Fernández, actual asesor de la Universidad de Miami y ex colaborador del presidente republicano George W. Bush; Julio Fuentes, presidente de la Cámara de Comercio Hispana de la Florida; Carlos Carrillo, director ejecutivo del grupo Contratistas Generales Asociados; y Steve Marin, presidente de la empresa de cabildeo y estrategias políticas Marin & Sons, entre otros.

En Estados Unidos viven cerca de 11,3 millones de personas sin autorización legal, la mayoría de ellas provenientes de México, según el Centro de Investigaciones Pew. De ese total, se estima que unos 7 millones de inmigrantes trabajan.

De acuerdo con un informe del grupo liberal Center for American Progress, los efectos económicos de una deportación masiva de 7 millones de extranjeros serían equiparables a los de la crisis económica que azotó al país entre 2007 y 2009, conocida como la "Gran Recesión". En ese momento el desempleo aumentó 4,5 puntos porcentuales y el Producto Bruto Interno se contrajo un 4,2%.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario