Associated Press 12 noviembre 2016

Líder republicano en Senado pide a Trump apoyo para Keystone

LOUISVILLE, Kentucky, EE.UU. (AP) — El principal cargo del Partido Republicano en el Senado dijo el viernes que pidió al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que avance rápido para aprobar la construcción del oleoducto Keystone XL, que cuenta con la férrea oposición de los ambientalistas.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, dijo a reporteros que hizo la petición a Trump durante el encuentro que mantuvieron en el Capitolio un día antes.

"Este es el tipo de cosa que espero que esté viendo, y le estamos ayudando a verlas — cosas que puede hacer rápidamente por su cuenta", dijo McConnell. "Porque mucho de lo que hizo el presidente Obama que frenó nuestra economía lo hizo él solo, con órdenes ejecutivas o regulaciones".

"Por lo tanto una de las vías para hacer que esta economía crezca de nuevo, creo, es lidiar con cambios regulatorios", agregó McConnell.

Trump promocionó el estancado proyecto Keystone durante un acto de campaña a finales de octubre en Florida diciendo: "Vamos a aprobar proyectos de infraestructura energética como el de Keystone y muchos más". El magnate de bienes raíces situó el asunto entre sus prioridades para los 100 primeros días de su mandato, diciendo que podría proporcionar "muchos trabajos, muchas cosas buenas".

McConnell señaló que confía en que la presidencia de Trump tendrá "un buen inicio".

Obama rechazó la propuesta del oleoducto Keystone XL el pasado noviembre señalando que habría minado los esfuerzos de Washington para alcanzar un acuerdo global sobre cambio climático, que está en el centro de su legado medioambiental. La tubería de más de 2.700 kms (1.700 millas) transportaría petróleo desde Alberta, en Canadá, a refinerías en la zona de Houston, cruzando los estados de Montana, South Dakota, Nebraska, Kansas y Oklahoma.

El proyecto, valorado en 7.000 millones de dólares, ha sido un asunto polémico. Los partidarios, entre ellos sindicatos y legisladores de ambos partidos, elogian los empleos que crearía y exigieron su aprobación, mientras que medioambientalistas pidieron al presidente que lo rechazara alegando que transportaría petróleo sucio y cargado de carbono.

Según McConnell, la oposición de Obama fue "una concesión a sus partidarios ambientalistas extremistas". El senador por Kentucky empleó la ampliamente cuestionada cifra de 20.000 puestos de trabajo para referirse a los beneficios inmediatos del proyecto.

El responsable del oleoducto, la empresa de Calgary TransCanada, ha dicho que podría crear hasta 13.000 empleos en la construcción — 6.500 al año durante dos años.

El Departamento de Estado rebaja la cifra de trabajos en la construcción a 3.900 anuales. Esta cifra no incluye los 4.000 empleados que TransCanada dice que ha contratado para el tramo de 780 kms (485 millas) que ya se está construyendo y está cerca de terminarse.

La perspectiva de un gobierno totalmente republicano el proximo año amplía las posibilidades para el oleoducto Keystone.

___

Los periodistas de The Associated Press Donna Cassata y Matthew Daly contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario