Mundo 09 mayo 2016

Líder norcoreano recibe nuevo título: presidente del partido

PYONGYANG, Corea del Norte (AP) — El congreso del partido gobernante de Corea del Norte anunció el lunes un nuevo título para Kim Jong Un —presidente del partido— una medida que pone de relieve cómo el primer congreso completo en 36 años busca reforzar al joven líder del país autoritario.

El nuevo título fue anunciado durante los aproximadamente 10 minutos en los que un pequeño grupo de medios de comunicación extranjeros, entre ellos The Associated Press, recibieron permiso para presenciar el congreso en la ornamentado Casa de la Cultura 25 de abril.

Fue la primera vez desde que el congreso comenzó el viernes que cualquiera de los más de 100 periodistas extranjeros invitados recibió autorización para ver cualquiera de los procedimientos. Previamente, el lunes, tres periodistas de la BBC fueron expulsados ??por supuestamente "insultar la dignidad" de Corea del Norte.

Mientras una banda militar tocaba una canción de bienvenida utilizada cada vez que el líder de Corea del Norte entra en un lugar público, Kim subió al escenario, generando una ovación larga y fuerte de los varios miles de delegados asistentes.

Al unísono los delegados gritaron "¡Mansae! ¡Mansae!", para desearle larga vida a Kim.

Él líder y otros miembros del liderazgo norcoreano tomaron sus asientos, llenando varias filas del escenario, por debajo de los retratos del abuelo de Kim, el fundador de Corea del Norte Kim Il Sung, y del padre, Kim Jong Il. Las paredes estaban adornadas con banderas rojas con la hoz y el martillo del partido en el poder y.

Kim Yong Nam, presidente del Parlamento de Corea del Norte, leyó una lista de los puestos principales del partido, nombrando por primera vez a Kim Jong Un como presidente del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte.

Kim ya era jefe del partido, pero con el título de primer secretario.

Sus predecesores mantuvieron sus títulos póstumos. Kim Jong Il sigue siendo "secretario general eterno" y Kim Il Sung "presidente eterno".

La víspera, el partido adoptó una resolución para una economía más próspera y moderna e hizo hincapié en que presionará por la reunificación pacífica de la península de Corea, pero advirtió que si Seúl "opta por una guerra" sus fuerzas militares aniquilará sin piedad a toda la oposición.

Los periodistas extranjeros que recibieron permiso para viajar a Corea del Norte a fin de cubrir el mayor evento político norcoreano en décadas no tuvieron autorización entonces para estar presentes en las reuniones y observar el proceso, por lo que tuvieron que depender de los medios oficiales del país, que informan de lo que acontece en la reunión con horas de demora o incluso al día siguiente.

Un reporte del lunes de la Agencia Central de Noticias Coreana informó que el congreso daba comenzó su cuarta jornada tras un discurso de tres horas del líder del país, Kim Jong Un, el día anterior en el que analizaba la situación y los avances del país desde el congreso previo celebrado en 1980, antes de que Kim naciera.

En su discurso, Kim anunció un plan económico de cinco años, el primero que se hace público desde la década de 1980, cuando su abuelo Kim Il Sung se encontraba en el poder.

El líder norcoreano dijo además que el país es responsable y no empleará sus armas nucleares para atacar a menos que su soberanía se vea amenazada, subrayando su intención de reforzar el ejército mientras intenta reactivar la economía, que registró cierto crecimiento en los últimos años pero sigue paralizada por sanciones internacionales derivadas de su programa nuclear.

En un fino equilibrio entre los dos asuntos, Kim dijo que el Norte está dispuesto a desarrollar relaciones de amistad incluso con países que en el pasado han sido hostiles con el régimen norcoreano —una posible señal de apertura hacia Estados Unidos— pero dejó claro que Pyongyang no tiene intención de abandonar unilateralmente su programa nuclear ni ceder a la presión internacional que busca el final o el colapso de su gobierno.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur calificó el lunes la oferta de diálogo de Kim como "propaganda" carente de sinceridad. Las conversaciones entre las dos naciones se retomarán solo cuando Corea del Norte demuestre su disposición al desarme nuclear, dijo el portavoz Jeong Joon Hee a reporteros.

Pese al tímido crecimiento de los últimos años, la economía norcoreana sigue recuperándose del colapso de la antigua Unión Soviética y sus aliados y de las hambrunas de la década de 1990. Tiene una alta dependencia del comercio con China y está a años luz del su rival del sur.

Kim identificó una serie de áreas clave, incluyendo el suministro energético del país, la agricultura y la producción de la industria ligera, como las partes críticas de su programa. El líder destacó que el país necesita aumentar su comercio internacional y entrar en la economía global, pero no anunció ninguna reforma significativa ni planes para adoptar una mercantilización al estilo capitalista.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario