Miami 29 abril 2016

Levantan prohibición de guardias mujeres en juicio por 11Sep

MIAMI (AP) — El juez militar estadounidense que preside los juicios por crímenes de guerra del 11 de septiembre del 2001 en la base naval de Guantánamo, coronel James Pohl, dijo que levantará una orden suya que prohíbe a las guardias mujeres tener contacto físico con los cinco acusados, dijeron abogados en el caso.

Pero Pohl también comentó que mantendrá la prohibición en vigor seis meses más. Eso se debe a lo que llamó "inapropiadas" críticas públicas por parte del secretario de Defensa Ash Carter y el general de la infantería de Marina Joseph Dunford, jefe del estado mayor conjunto de las Fuerzas Armadas, en una presentación en el Congreso en octubre.

Pohl escribió en un fallo de 39 páginas publicado el jueves que los comentarios "denigrantes" de Carter y Dunford dieron la impresión de que estaban tratando de influir sobre la comisión de pena de muerte para los cinco hombres acusados de planear el ataque terrorista del 11 de septiembre del 2001.

"Esos comentarios fueron totalmente inapropiados", dijo el juez. "Se pasaron de la raya. Altos líderes militares saben que no deberían hacer ese tipo de comentarios durante un proceso judicial en curso".

Carter llamó la prohibición de que mujeres tuviesen contacto físico con los acusados "un escándalo" y "contraria a la forma en que tratamos a los miembros del servicio militar", en un testimonio ante la comisión de Servicios Armados del Senado.

El fallo del juez fue emitido el jueves, pero no ha sido publicado aún. Abogados de la defensa le revelaron su contenido a The Associated Press. Un portavoz del Pentágono no comentó al respecto.

Abogados de los prisioneros dijeron que el contacto con mujeres no relacionadas con ellos violaba sus creencias musulmanas. El juez reconoció esas creencias en su fallo, pero dijo que las fuerzas armadas tenían un interés prioritario en poder realizar operaciones de guardia independientes de género y de asegurar el personal adecuado en la prisión.

El fallo se aplica solamente a los acusados en el caso del 11 de septiembre detenidos en la sección secreta de Guantánamo conocida como Camp 7 y que son trasladados por la prisión escoltados por unidades especiales.

Walter Ruiz, abogado del acusado Mustafá al-Hawsawi, dijo que estaba decepcionado por el hecho de que el juez revirtiese su decisión previa. Dijo que algunos de los acusados se negarán a reunirse con sus abogados y a asistir a sesiones de la corte para evitar contacto con mujeres con quienes no están relacionados. "El asunto no son las mujeres. Sino las legítimas sensibilidades culturales y religiosas", dijo.

Los cinco enfrentan casi 3.000 cargos de asesinato en violación de las leyes de guerra y terrorismo. Las audiencias preliminares proseguirán la semana próxima.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario