Deportes 01 mayo 2016

Leicester empata con el United y no logra amarrar el título

MANCHESTER, Inglaterra (AP) — Leicester dejó escapar la primera oportunidad de asegurar el título de la Liga Premier al empatar el domingo 1-1 ante el Manchester United y colocarse a dos puntos del campeonato más improbable del fútbol inglés.

Tottenham, que se encuentra a ocho puntos del Leicester, debe vencer el lunes al Chelsea para mantener vivas sus esperanzas de conquistar el título.

Leicester debió remontar tras quedar en desventaja en la cancha del United cuando Anthony Martial marco a los ocho minutos tras un centro del ecuatoriano Antonio Valencia. El capitán Wes Morgan niveló a los 17 con un cabezazo para el visitante.

El visitante terminó con 10 hombres luego que su mediocampista Danny Drinkwater fue expulsado a los 86 por doble amonestación.

Una victoria le habría asegurado el título a Leicester, un equipo modesto de la región central de Inglaterra y que sufrió para salvarse del descenso la temporada anterior y se declaró en bancarrota hace siete años al hundirse en la tercera división.

Los últimos dos partidos de Leicester son en casa ante Everton y de visita a Chelsea. Quizás no tengan que esperar demasiado, en caso que Tottenham tropiece el lunes.

El técnico de Leicester Claudio Ranieri viajaba el domingo a su natal Italia para visitor a su madre de 96 años de edad. Su plan es regresar a Inglaterra el lunes, durante el partido Chelsea-Tottenham.

"Seré el último en saber el resultado", dijo el técnico con una sonrisa.

Al no conseguir el triunfo, el United se quedó en la quinta posición y perjudicó sus esperanzas de clasificar a la Liga de Campeones.

Pero el duelo giró totalmente en si Leicester — un club que inició la campaña con posibilidades de 5.000 a 1 de obtener el campeonato — pudiera lograr lo que parecía imposible, una hazaña que los colocaría entre las grandes sorpresas deportivas de la historia.

Habría que remontarse al Nottingham Forest de Brian Clough en 1978 para encontrar el antecedente más cercano de una consagración tan inesperada en la máxima categoría. Tanta es la simpatía que despierta Leicester que los hinchas del United aplaudieron a los jugadores rivales cuando se retiraron del campo en Old Trafford.

"Tendremos que seguir peleando", declaró el jamaiquino Morgan. "Es solo un punto y un paso en la dirección correcta".

Los "Foxes" siguen siendo uno de los favoritos, y su grupo de ruidosos aficionados cantó "Ganaremos la liga" en repetidas ocasiones tras el silbatazo final. Pero Tottenham aún tienen esperanza antes de su duelo en Stamford Bridge.

Los jugadores de Leicester apenas habían cruzado la mitad del terreno cuando ya estaban en desventaja. El extremo Antonio Valencia recibió un pase desde la derecha y mandó un servicio a los pies de Martial, quien remató con potencia para superar al arquero Kasper Schmeichel.

Como ha sido toda la temporada, Leicester no se amilanó y respondió con su primera ocasión de gol.

El zaguero Morgan ganó el duelo personal al argentino Marcos Rojo y se abrió espacio dentro del área chica para rematar el cobro de tiro libre de Drinkwater, batiendo al al arquero David de Gea, quien tuvo poca oportunidad de atajar el balón.

También el domingo, un triplete de Sadio Mane le dio a Southampton la victoria 4-2 ante Manchester City, aprovechando que la atención de los visitantes se concentra en las semifinales de la Liga de Campeones.

El atacante senegalés anotó a los 28, 57 y 68 minutos, luego que Shane Long adelantó al local. El nigeriano Kelechi Iheanacho descontó para el City con goles a los 48 y 78.

La derrota hizo deslizar al City al cuarto puesto, tres puntos detrás de Arsenal. Southampton subió al puesto peldaño.

El City prescindió de varios titulares debido a que el miércoles visita al Real Madrid en la Champions. Empataron 0-0 en el choque de ida.

Los dirigidos por el chileno Manuel Pellegrini enfrentan a Arsenal el próximo domingo.

En otro encuentro, un doblete de Andre Ayew encaminó a Swansea al triunfo 3-1 ante un Liverpool que resintió la ausencia de varios titulares.

Liverpool descansó a varios de sus jugadores antes del encuentro de vuelta de las semifinales de la Liga de Europa ante el Villarreal español, y pagó el precio, además de sufrir la expulsión de Brad Smith a los 76 minutos, ya con la pizarra 3-1.

Ayew abrió el marcador a los 20 al rematar un tiro de esquina, y Jack Cork duplicó la ventaja con un disparo desde los linderos del área.

Christian Benteke remató de cabeza un tiro de esquina para recortar distancia a los 65, pero Ayew puso cifras definitivas dos minutos después.

Con la victoria, Swansea garantizó su permanencia en la Premier para la siguiente temporada.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario