Deportes 24 julio 2016

Las gimnastas de EEUU buscan dar despedida dorada a Karolyi

Durante 40 años, ha ayudado a que algunas de las gimnastas más grandes de la historia conquisten el oro, desde Nadia Comaneci hasta Mary Lou Retton y Nastia Liukin. Ahora, Marta Karolyi está lista para decir adiós.

La coordinadora del equipo estadounidense de gimnasia de mujeres se retirará después de los Juegos Olímpicos de Río.

Llevará a la cita un equipo de cinco jovencitas —Simone Biles, Gabby Douglas, Aly Raisman, Madison Kocian y Laurie Hernández. Y todas saben cuál sería el regalo perfecto de despedida, el oro. De preferencia, quieren arrasar con las seis preseas doradas que están disponibles, algo que ningún país ha conseguido en una Olimpíada.

Semejante conquista sería todo un testimonio del imperio que Karolyi construyó desde 2001, cuando se hizo cargo de este programa. Pero no se trata de una quimera, sino que parece un lujo alcanzable para un equipo que tiene a la tricampeona reinante del mundo (Biles), a la monarca olímpica en Londres 2012 (Douglas), a una gimnasta que ostenta tres preseas olímpicas (Raisman) y a la última reina mundial de las barras asimétricas (Kocian).

La laguna que divide a Estados Unidos del resto del mundo ha crecido desde que las "Cinco Fieras" alcanzaron el oro por equipos hace cuatro años. Las posibilidades de que alguien destrone a las estadounidenses parecen las mismas a las de una derrota de Michael Jordan y el "Dream Team" original en el basquetbol de Barcelona 1992.

Nadie se quedó cerca de vencer a ese equipo. Y si las estadounidenses muestran lo mismo que han ostentado en los principales certámenes internacionales desde 2011, nadie lo logrará ahora.

A continuación, algunos argumentos de este poderoso equipo:

EL SHOW DE SIMONE

Biles ha dedicado tres de sus 19 años de vida a elevar los límites de este deporte. Ha hilvanado una racha de triunfos que llega ya a un trienio y que no parece próxima a concluir. Ha conquistado 14 medallas en los mundiales (10 de oro) desde 2013 y se perfila para ser la cuarta estadounidense consecutiva en conquistar el oro en el "all-around" individual olímpico. Existen posibilidades reales de que acumule cinco medallas: por equipos, en el concurso completo, así como en salto, piso y viga de equilibrio.

EL RETORNO DE GABBY

Douglas intentará ser la primera campeona reinante del "all-around" que revalide su título en casi 50 años. Parece difícil que venza a Biles, pero la gimnasta de 20 años buscará al menos emular a Comaneci, quien conquistó el concurso completo en Montreal 1976 y se llevó plata en Moscú 80. Aunque fue segunda detrás de Biles en el Mundial de 2015, ha tenido algunas dificultades en los selectivos y se distanció de su entrenadora Kittia Carpenter a comienzos de julio.

Y EL DE LA "ABUELA"

Raisman era la integrante de mayor edad entre las "Cinco Fieras" de Londres, y consiguió tres preseas, incluido oro en piso. A sus 22 años, es apodada "abuela" por parte de algunas compañeras. Pero llega a Río quizás como la mejor gimnasta del planeta sin contar a Biles, a quien escoltó en el podio durante el campeonato estadounidense y la eliminatoria olímpica.

LAS GRANDES AUSENTES

Rumania, que había trepado al podio en cada Olimpíada desde 1976, no se clasificó siquiera a la competencia por equipos, tras pasar penurias en el Mundial de 2015 y en el certamen de prueba en Río, realizado en abril. Tampoco ayudó una lesión de Larisa Lordache. Las rumanas serán representadas por una sola gimnasta, Catalina Ponor de 28 años, quien aparece en sus cuartos Juegos y será la abanderada de su delegación en la ceremonia inaugural.

GRAN BRETAÑA TOMA LA ESTAFETA

Mientras que Rumania y Rusia han perdido su magia, el programa británico va en ascenso. Sus gimnastas fueron terceras en la competencia por equipos del Mundial en 2015. Fue la primera medalla para el país en esta cita en la historia. Las hermanas Becky y Ellie Downie son el alma del grupo, junto con Claudia Fragapane, Amy Tinkler y Ruby Harold, quienes tratarán de dar un paso todavía mayor en Río.

LA GIMNASTA DE 41 AÑOS

La uzbeka Oksana Chusovitina compitió en sus primeros Juegos Olímpicos cuando no había nacido la mayoría de las jóvenes que serán sus rivales en Río. A los 41 años, será la gimnasta de mayor edad en la historia olímpica, al participar en sus séptimos Juegos. Su mayor oportunidad de presea está en el salto, donde obtuvo plata en Beijing 2008. "Es una pena que no den puntos por la edad", comentó Chusovitina.

"BABY SHAKIRA"

Hernández, de 16 años, es la integrante más joven del equipo estadounidense, pero no se amedrenta en los grandes escenarios. Su carisma y desempeño en el piso, donde se mueve con la actitud de una supermodelo en pasarela, le ganaron el apodo de "Baby Shakira" en las categorías juveniles. Hernández considera "descarado" su estilo, pero tiene un talento que pocas pueden igualar.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario