Entretenimiento 07 septiembre 2016

Las cenizas de Juan Gabriel parten hacia Ciudad Juárez

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Juan Gabriel vivió en el Palacio de Bellas Artes uno de los capítulos más importantes de su carrera. En ese mismo lugar, más de 700.000 personas le dieron el último adiós durante los dos días de homenaje que el recinto cultural más importante de México le rindió al Divo de Juárez.

Tras una última guardia encabezada por la familia del intérprete y autoridades culturales, las cenizas del superastro partieron del recinto a las 21:30 horas del martes con rumbo a Ciudad Juárez, la urbe fronteriza que fue testigo de su transformación en un icono de la cultura popular de México, y a donde el propio artista pidió ser llevado cuando muriera.

Las autoridades estimaban que más de 700.000 personas habrían acudido a Bellas Artes, una cifra que supera por mucho la asistencia a los funerales de otras figuras como el actor Mario Moreno "Cantinflas" o el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. En las calles aledañas al recinto cultural, cientos de admiradores mostraban su inconformidad porque no pudieron ingresar, ya que elementos de seguridad pública controlaron el acceso desde las 5:00 de la tarde y les impidieron despedirse de su ídolo.

La familia de Juan Gabriel, por su parte, agradeció a México por el sentido tributo que le rindió al compositor. A través de un comunicado difundido la noche del martes en la página oficial del autor de "Querida" y "El Noa Noa" y en sus redes sociales, los familiares expresaron su gratitud al presidente de México, Enrique Peña Nieto; al secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa; a la directora del INBA, María Cristina García Cepeda, y en especial a los miles de seguidores de Juan Gabriel por darse el tiempo para mostrarle su afecto.

"¡Qué viva nuestro padre y que viva por siempre Juan Gabriel en nuestros corazones!", expresó la familia en el documento.

"Todo mundo quiere venir a despedirse de esta gran figura que para nosotros es tan querida porque representa la excelencia de la música popular mexicana", dijo el martes María Cristina García Cepeda, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes, en breves declaraciones a la prensa.

"Viendo el amor que le pueblo le tiene, (los familiares) querían que se quedara las cenizas toda la noche, así que dimos todas las garantías de seguridad. Ha sido un saldo de alegría, de emoción, de tristeza, pero con un gran cariño", señaló la titular del INBA.

Una gran fotografía del divo con los brazos abiertos, colocada frente al famoso mural de David Alfaro Siqueiros "Nueva democracia", dio la bienvenida el lunes a los asistentes del homenaje, entre los que se encontraban los políticos César Duarte, gobernador de Chihuahua; Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán; y la ex Primera Dama Marta Sahagún, así como sus amigos y colegas compositores Martín Urieta y Roberto Cantoral Zucchi.

En el interior de Bellas Artes, adornado con coronas de flores que incluyeron una enviada por su amigo y también músico Luis Miguel, pronto comenzaron a sucederse las canciones interpretadas por célebres artistas como Aida Cuevas, que le regaló a Juanga una muy sentida versión de "Te lo pido por favor" y "Te sigo amando".

Se esperaba que las cenizas del artista llegaran a Juárez la madrugada del miércoles para descansar de forma permanente en su casa de la calle 16 de septiembre, donde su madre trabajó como empleada doméstica durante muchos años y que fue adquirida por el compositor en la década de 1980.

Juan Gabriel nació en Parácuaro, Michoacán, en 1950, pero creció en Ciudad Juárez, donde fue internado en un orfanato porque su madre no podía mantenerlo. Ahí empezó a componer música y a cantar en el cabaret Noa Noa, que inspiró su éxito "El Noa Noa". El salón de baile fue demolido en 2007 y en su lugar quedó una placa con el nombre y una huella de sus manos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario