Mundo 14 marzo 2016

Lanzan sonda a Marte para buscar señales de vida

DARMSTADT, Alemania (AP) — Europa y Rusia lanzaron el lunes una sonda espacial en una misión conjunta para explorar la atmósfera de Marte y buscar señales de vida en el planeta rojo.

La sonda no tripulada ExoMars, construida por la Agencia Espacial Europea y la agencia rusa Roscosmos, despegó de una base en Kazajistán a bordo de un cohete ruso.

Los controladores de la misión en Darmstadt, Alemania, dijeron que comenzaron a recibir una señal procedente de la nave unas 11 horas después del lanzamiento, una vez que se separó sin problemas del cohete y desplegó sus paneles solares para continuar su travesía.

Según las previsiones, el aparato llegará a Marte en octubre.

La nave lleva un orbitador que analizará el metano y otros gases en la atmósfera marciana para determinar de dónde provienen, dijo Paolo Ferri, jefe de operaciones de misiones de la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés). Este aparato se llama Trace Gas Orbiter.

El metano se crea mediante actividad biológica o geológica, y se descompone en un tiempo relativamente corto cuando alcanza la atmósfera.

"El metano no puede tener más de 400 años de existencia. Eso significa que ha habido actividad biológica o geológica en ese tiempo", según Ferri. "Cuatrocientos años no es nada. Si hay metano, ello implica que el proceso aún está en curso".

La posibilidad de hallar vida en Marte —así sea solo organismos microscópicos— ha entusiasmado a la comunidad científica desde hace algún tiempo, pero hasta ahora nada se ha descubierto.

"El hecho de que no se ha encontrado vida en Marte no quiere decir que no la hay", expresó Ferri, señalando que gran parte de la superficie del planeta rojo no ha sido explorada detenidamente.

Esa tarea corresponderá a una sonda que la ESA enviará a Marte en 2018. Hasta entonces, la primera sonda tendrá tiempo de buscar un buen lugar para aterrizar y realizar un ensayo de aterrizaje usando una nave de prueba llamada Schiaparelli, que va a bordo de la sonda.

Si se descubre vida en Marte, ello despertaría la interrogante sobre si se deben intentar viajes tripulados al planeta vecino, informó Mark McCaughrean, asesor científico senior de la ESA.

"Aunque suene extraño, si encontramos vida en Marte suscitará la pregunta de si debemos ir con seres humanos debido a la idea de la protección planetaria", dijo en la sede de la misión en Darmstadt, Alemania.

"Llevaríamos nuestros bichos y si estos se encuentran con los bichos marcianos podría ser un desastre".

El descenso de una sonda en Marte es sumamente difícil y varios intentos previos han fracasado, entre ellos el Beagle 2 de la ESA en 2003, que era parte de la misión Marte Express.

Esa sonda desapareció cuando intentaba posarse sobre la superficie, un revés que la agencia está decidida a evitar en esta ocasión. Es por ello que ha separado la misión de exploración orbital con la del aterrizaje.

"Quedaba claro que juntar ambas cosas en una sola misión aumentaba la complejidad", expresó Ferri.

ExoMars, que costó a la Agencia Espacial Europea 1.300 millones de euros (1.440 millones de dólares), es la primera misión interplanetaria conjunta entre la ESA y Roscomsos.

El orbitador está provisto de un radio construido por la NASA que ayudará a repetir las señales transmitidas por otras sondas en Marte.

___

Jordans reportó desde Berlín.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario