Deportes 27 octubre 2016

La revolución juvenil de los Cachorros les acerca a la cima

CHICAGO (AP) — Willson Contreras no había anticipado que su primera actuación como titular en una Serie Mundial iba a ser como el receptor de Jake Arrieta.

El novato venezolano sabe bien que el catcher habitual de Arrieta es Miguel Montero, pero los Cachorros tenían otro plan para el segundo juego de su primer Clásico de Otoño en 71 años. Amenazados de regresar a Chicago abajo 0-2, el manager Joe Maddon quería frenar la velocidad en las bases de los Indios de Cleveland. Así que la misión correspondió a un jugador de 24 años de edad y cuyo debut en Grandes Ligas se produjo hace solo cuatro meses.

Todo salió a pedir de boca. Con Contreras detrás del plato, Arrieta mantuvo un juego sin hits hasta el sexto inning, los Indios no pudieron generar su típica zozobra y los Cachorros ganaron 5-1 para empatar la Serie Mundial.

"La mente mía, puedo decir, no estaba en catchear. Me avisaron tarde", dijo Contreras. "Me levanté con ganas de jugar y ganar. Cuando leo mi nombre en el lineup, yo dije: 'Willson es hora de trabajar y de hacer un buen trabajo con Jake Arrieta".

Fue otra demostración de la imperturbabilidad del núcleo joven Chicago, liderado por Kris Bryant, Javier Báez, Kyle Schwarber y Addison Russell.

Ninguno se intimida o inmuta ante toda la presión, expectativas y euforia que rodea su entorno ante el ferviente deseo de sus fanáticos de que ellos conseguirán el primer campeonato de la franquicia desde 1908.

Se supone que los jugadores veteranos deberían velar por mantener la serenidad. Pero no es necesario en este caso, como lo consignó el jardinero Ben Zobrist, de 35 años y con una década de experiencia en las mayores.

"Conectó un jonrón al primer pitcheo que vio en las Grandes Ligas. ¿Qué cosa la puedo decir sobre cómo manejar los nervios?", expresó Zobrist, refiriéndose a Contreras.

Los Cachorros hicieron historia en el segundo partido al alinear a seis titulares de 25 años o menos en un juego de la Serie Mundial: Bryant (24), Báez (24), Contreras (24), Jorge Soler (24), Schwarber (23) y Russell (22). El récord previo de un equipo era de cinco y que había sido alcanzado en ocho oportunidades.

"Hay Chicago para rato", señaló Montero, el veterano de 33 años desplazado por Contreras y limitado a jugar cuando se produzca algún doble cambio en los últimos innings. "Son jugadores que tiene mucho potencial que seguirán creciendo y madurando como peloteros, como personas, como profesionales".

El potencial es ilimitado.

En apenas su segunda temporada, Bryant se ha establecido como uno de los toleteros más temidos de las mayores y es el favorito para recibir el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Báez se ha destacado con un rosario de rutilantes jugadas en la segunda base. Russell fue seleccionado a su primer Juego de Estrellas.

"Nuestros jugadores jóvenes juegan como veteranos de 32 años", subrayó Arrieta, el ganador del Cy Young en 2015.

Los Cachorros encabezaron las mayores con 103 victorias en la temporada regular y necesitan tres más para enterrar más de un siglo de decepciones.

"Obviamente, es bien emocionante estar en este equipo en este momento, con tanta gente que ha estado esperando que ganemos desde hace tanto tiempo", dijo Báez. "Y estamos haciéndolo con tantos jóvenes y con la ayuda de los veteranos".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario