Mundo 07 julio 2016

La OTAN se pone a tono con los tiempos

VARSOVIA, Polonia (AP) — En lo que muchos describen como la cumbre de la OTAN más importante en una generación, los líderes de 28 países deben decidir en los próximos días cómo reestructurar una alianza militar de la Guerra Fría que debe hacer frente a las amenazas modernas, desde un Kremlin hostil hasta la violencia alimentada por el fanatismo religioso y los ataques en el ciberespacio.

Los dignatarios inician el viernes en Varsovia una reunión de dos días en la que se esperan grandes decisiones.

"Vivimos en un mundo más peligroso, con terrorismo, agitación, especialmente al sur de la alianza, en Irak, Siria y el norte de Africa", declaró a la Associated Press el secretario general de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) Jens Stoltenberg. "Pero también una Rusia que ha triplicado sus gastos militares desde el 2000 y que ha usado la fuerza en contra de una nación europea independiente, Ucrania".

"Eso ha cambiado nuestro panorama sobre seguridad", indicó Stoltenberg. "La OTAN tiene que responder. Cuando el mundo cambia, nosotros tenemos que cambiar".

Recientemente surgió otro factor que genera incertidumbre con la decisión de Gran Bretaña de salirse de la Unión Europea en momentos en que ese bloque y Estados Unidos planifican una cooperación sin precedentes en materia de seguridad.

La decisión del electorado británico "plantea interrogantes sobre la confianza que hay en Occidente", manifestó esta semana Michal Baranowski, director de la oficina de Varsovia del German Marshall Fund, un centro de estudios. Agregó, no obstante, que "al final de cuentas, tal vez los británicos decidan ser supercolaboradores con la OTAN ya que no van a estar en la UE".

Los jefes de estado congregados en Varsovia pondrán en marcha formalmente la reestructuración de la alianza militar más grande desde el derrumbe de la Unión Soviética, incluido el despliegue de cuatro batallones multinacionales reforzados, encabezados por Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Alemania, en Polonia y en los estados bálticos.

Las nuevas unidades, con un total de 4.000 soldados, ofrecerán garantías a aliados que se sienten amenazados por Moscú y servirán como una advertencia a Rusia de que cualquier incursión militar en territorios de la OTAN podría generar una confrontación con toda la alianza.

"La OTAN se basa en el principio de uno para todos y todos para uno", dijo Stoltenberg.

Más al sur, una brigada multinacional encabezada por Rumania busca tranquilizar y proteger a aliados de la OTAN que se sienten inquietos por la creciente presencia militar rusa en el Mar Negro.

Las medidas a ser dispuestas en Varsovia representan "los progresos más importantes de la alianza en décadas", sostuvo el embajador polaco ante la OTAN Jacek Najder durante una reunión de preparación de la cumbre en Bruselas.

Las autoridades rusas han dicho que responderán con medidas todavía no especificadas.

"Ya no existen la Unión Soviética ni el Pacto de Varsovia", dijo recientemente el presidente ruso Vladimir Putin, aludiendo al viejo pacto militar entre Moscú y sus países satélites de Europa oriental, el cual fue formalizado también en Varsovia. "Pero por alguna razón, la OTAN sigue expandiendo su infraestructura y avanzando hacia la frontera rusa".

Un analista independiente de Washington, sin embargo, considera que las medidas de la OTAN "son muy escasas y llegan demasiado tarde", y pronosticó que no harán mucho por contrarrestar el poderío militar ruso, cuyo ejército cuenta con un millón de efectivos, según datos oficiales.

"Es un esfuerzo mínimo, con medidas escalonadas", declaró a la AP Jorge Benítez, del Centro Brent Scowcroft de Estudios Internacionales. "Lo poco que hacemos nosotros es rápidamente contrarrestado por lo que hacen los rusos".

Se espera que en la cumbre se aborde también un tema que trasciende las fronteras de la alianza: la expansión de la organización Estado Islámico, que controla territorios en Siria e Irak y ha lanzado devastadores ataques en las capitales de dos países de la OTAN, París y Bruselas.

Se sospecha que EI también es responsable del ataque que dejó 44 muertos en el aeropuerto de Estambul la semana pasada.

Stoltenberg insinuó que entre las medidas que se pueden anunciar en ese terreno hay varias orientadas a mejorar la forma en que se comparte información.

Se anunciarán asimismo medidas de apoyo a las operaciones en Irak y Afganistán e iniciativas para combatir los ciberataques y las campañas de desinformación.

___

Vanessa Gera colaboró en este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario