Mundo 20 septiembre 2016

La ONU suspende su ayuda a Siria tras letal ataque a convoy

BEIRUT, Líbano (AP) — Los voluntarios aún apagaban los incendios generados por un ataque nocturno a una caravana humanitaria que dejó 20 muertos cuando la ONU anunció el martes la suspensión de la ayuda por vía terrestre en Siria, lo que pone en riesgo la seguridad alimenticia y médica para millones de personas en lugares remotos y sitiados.

La confusión continúa sobre quién atacó el convoy, pero la Casa Blanca insiste que fue o Rusia o Siria. El asesor adjunto de seguridad nacional para la presidencia, Ben Rhodes, dijo que de cualquier forma, Estados Unidos responsabiliza a Moscú debido a que era su trabajo bajo el cese del fuego de una semana el evitar que la fuerza aérea siria arremetiera en zonas en las que se entregaba ayuda humanitaria.

"Toda nuestra información indica claramente que esto fue un ataque aéreo", dijo Rhodes, quien rechazó las acusaciones por parte del ministro de Defensa ruso de que el daño fue a causa de un incendio en el cargamento. Tanto Rusia como Siria niegan haber realizado algún bombardeo.

Menos de un minuto después del ataque, Estados Unidos rastreó un Su-24 de fabricación rusa que volaba directamente sobre la región del bombardeo, señalaron funcionarios estadounidenses. Sin embargo, esa revelación es incapaz de implicar de manera definitiva a Rusia, ya que tanto la fuerza aérea rusa como la de Siria operan el Su-24, aunque los funcionarios indicaron que había fuertes indicios de que el jet fue operado por los rusos.

Los funcionarios hablaron bajo la condición de guardar el anonimato debido a que no están autorizados a comentar de manera pública sobre el incidente.

Los testigos describieron el ataque del lunes sobre un almacén de la Media Luna Roja siria árabe y un convoy en la localidad rebelde de Uram al-Kubra, en la provincia de Aleppo, como una ofensiva intensa y prolongada. Destacaron que el bombardeo continuó mientras los rescatistas se apresuraban a sacar a los heridos de entre los escombros en llamas.

La caravana formaba parte de un reparto de rutina interagencias operado por la Media Luna Roja siria, que de acuerdo a funcionarios de la ONU entregaba ayuda para 78.000 personas en Uram al-Kubra, al oeste de la ciudad de Aleppo. Transportaba alimentos, medicinas, botiquines de emergencia, fluidos intravenosos y otros artículos de primera necesidad suministrados por la ONU y la Organización Mundial de la Salud.

El paramédico local y activista mediático Mohammad Rasoul, quien fue de los primeros en llegar al lugar, dijo que se incendiaron más de 100 toneladas de alimentos, medicinas y fórmula láctea para bebés. Aseguró que 18 de los 31 camiones de la caravana quedaron completamente destruidos.

El ataque "borró al convoy de la faz de la tierra", aseguró Rasoul.

"Nunca había visto algo como este ataque", señaló. "Si esto hubiera sido una posición militar, no hubiese sido atacada con tal intensidad".

Aseguró que la ofensiva comenzó unos 20 minutos después de la puesta del sol del lunes y siguió durante dos horas.

Al señalar el hecho de que los rebeldes sirios no poseen una fuerza aérea, la Casa Blanca dijo que el proceso de descarte de posibilidades indica que Rusia o Siria realizaron el ataque. Aviones de combate sirios y rusos operan en la provincia, mientras que la coalición que encabeza Estados Unidos arremete contra el grupo Estado Islámico en otras partes del país.

Al mismo tiempo que se realizaba la ofensiva en Uram al-Kubra, supuestos aviones sirios o rusos lanzaron una ola de ataques al interior y los alrededores de la ciudad de Aleppo, minutos después de que el ejército sirio anunciara que una tregua de una semana había expirado.

___

Keaten reportó desde Ginebra. Los periodistas de The Associated Press Josh Lederman en Nueva York, Lolita C. Baldor en Washington, Bassem Mroue y Sarah El Deeb en Beirut, y Jim Heintz en Moscú contribuyeron con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario