EEUU 01 junio 2016

La OEA ofrece su apoyo a iniciativa de diálogo en Venezuela

WASHINGTON (AP) — El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos aprobó el miércoles una declaración en la que sus miembros ofrecen su ayuda en favor de un gran diálogo nacional en Venezuela y respaldan la iniciativa de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de la República Dominicana y Martin Torrijos de Panamá para resolver la crisis política y social que atraviesa el país sudamericano.

Luego de una maratónica sesión, el Consejo Permanente de la OEA aprobó por consenso la declaración en la que los países miembros hacen un ofrecimiento a Venezuela "a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones a su situación mediante un diálogo abierto e incluyente" entre los actores políticos y sociales del país "para preservar la paz y la seguridad en Venezuela con pleno respeto a su soberanía".

En la declaración, divulgada en un comunicado en la página de internet de la OEA, el Consejo también ofreció su respaldo a la iniciativa de los expresidentes de España, República Dominicana y Panamá de reabrir un diálogo efectivo entre el gobierno y la oposición, con el fin de encontrar alternativas para favorecer la estabilidad política, el desarrollo social y la recuperación económica de Venezuela.

Además, apoya las diferentes iniciativas de diálogo nacional que conduzcan con apego a la Constitución y "pleno respeto de los derechos humanos de manera oportuna, pronta y efectiva" a la solución de las diferencias y la consolidación de la democrática representativa.

El argentino Juan Arcuri, quien ejerce la presidencia rotativa del Consejo Permanente, expresó que su país quiere tender una mano para ayudar al pueblo de Venezuela, de manera "transparente y prudente pero firme en su propósito".

"Estamos seguros que el único camino es el diálogo. El problema de Venezuela solo puede ser resuelto por los venezolanos y es en ese camino en el que Argentina se ha propuesto ayudar", indicó el embajador, quien resaltó que para la resolución no hay nada mejor que un diálogo franco, abierto y conducente entre todos los venezolanos. Horas antes, Arcuri declaró un receso para que los estados miembros se decantaran por un texto propuesto por Venezuela, otro apoyado por una veintena de países o si terminaban consolidando ambos proyectos de resolución en un tercer texto.

Los dos textos presentados inicialmente coincidían en apoyar gestiones para lograr el diálogo, pero Venezuela insiste en que debe llevar la iniciativa en cualquier debate sobre su situación.

El embajador venezolano Bernardo Alvarez elogió la declaración, y afirmó que los países miembros de la OEA "hoy hemos dado una prueba de que se puede conversar pero en base al respeto" y destacó que existe una voluntad "genuina" del gobierno a favor del diálogo.

"Venezuela supone la buena fe y la voluntad de todos, queremos reconocer el esfuerzo que todos hicimos hoy... porque prevaleció el respeto al derecho de los Estados", agregó.

La sesión del Consejo Permanente no responde a la solicitud formulada la víspera por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para que entre el 10 y 20 de junio tenga lugar una sesión extraordinaria apelando al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

Almagro, quien no asistió a la sesión del miércoles, recibió en su despacho al dirigente opositor venezolano Carlos Vecchio, que dijo a la AP haber traído un acuerdo adoptado la víspera por la Asamblea Nacional a favor de invocar la Carta Democrática Interamericana.

Vecchio agregó que le ratificó a Almagro que Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, se compromete a acudir a dar su testimonio al Consejo Permanente extraordinario tal como se establece en el informe de Almagro.

Argentina convocó el lunes a un Consejo Permanente extraordinario y se adelantó así a Almagro, que había anunciado para esta semana la presentación de su informe y la decisión de si activará la Carta Democrática.

La ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, había dado a entender que su país no estaría dispuesto a respaldar la aplicación de la carta en una conferencia de prensa que ofreció en Buenos Aires.

"La aplicación de la carta no necesariamente sirve para resolver los problemas", sostuvo la diplomática.

"Yo creo que hay una inflación en el uso de la Carta Democrática... Creemos que el diálogo entre las partes es la mejor manera que tienen los venezolanos de cuadrar lo que los propios venezolanos le dieron a la dirigencia política: a Maduro la presidencia del país y a la oposición con mayoría el mando legislativo", agregó.

Entretanto, varios miles de seguidores del gobierno y empleados públicos marcharon en el centro de la capital en respaldo al mandatario venezolano y para condenar la invocación de la Carta Democrática Interamericana.

La marcha oficialista culminó con una concentración en el palacio de gobierno a la que asistió Maduro.

El presidente dijo que Venezuela no es dominada "por la OEA ni por la basura del secretario general Almagro", y anunció que el sábado se realizarán "grandes movilizaciones" en todo el país contra "el títere del imperialismo Luis Almagro".

_____

Los periodistas de The Associated Press Leonardo Haberkorn en Montevideo, Débora Rey en Buenos Aires, Paola Flores de La Paz, Eva Vergara en Santiago de Chile y Jorge Rueda en Caracas contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario