Deportes 31 mayo 2016

La localía aupa la presión sobre EEUU y Klinsmann

NUEVA YORK (AP) — Al mando de Estados Unidos desde 2011, Jurgen Klinsmann afronta una prueba de fuego para su plan maestro como entrenador de la selección anfitriona de la Copa América Centenario.

El entrenador alemán es cada vez más cuestionado tras un 2015 en el que Estados Unidos perdió ante Jamaica en las semifinales de la Copa de Oro, no pudo con México al disputar la plaza de la CONCACAF para la Copa Confederaciones el año entrante y luego encendió alarmas con un dubitativo arranque en las eliminatorias mundiales rumbo a Rusia 2018.

Con la obligación de rendir un buen examen como local, les tocó el que quizás es el grupo más complicado del torneo al medirse con Colombia, Costa Rica y Paraguay. Los dos primeros avanzaron a los cuartos de final del Mundial de 2014 y el tercero fue semifinalista en la Copa América del año pasado.

Se vive en un periodo de transición, en el que Klinsmann busca moldear el equipo con el que pretende disputar la próxima Copa del Mundo, la cita en la que se busca dar el gran zarpazo en la escena internacional.

Los debutantes Christian Pulisic, Darlington Nagbe y Bobby Wood reflejan la nueve fisonomía del equipo, junto a figuras veteranas como Clint Dempsey, Michael Bradley y Geoff Cameron.

"Este es un grupo de jugadores con un gran ambición. Se trata de un torneo que es muy especial y así lo entienden todos", dijo Klinsmann. "Entienden que es una oportunidad que solo se presenta una vez, disputar esta Copa América en Estados Unidos. Cada día que pasa, puedo notar que entienden lo trascendental que es este torneo".

LA FIGURA: Dempsey es sin duda uno de los jugadores más destacados en la historia de la selección, y el delantero de los Sounders de Seattle de la MLS anhela participar en un cuarto Mundial dentro de dos años. Suma 49 goles, a ocho del líder histórico Landon Donovan. Pero cumplió los 33 años de edad en marzo y afronta el desafío de no dejarse desplazar por la nueva generación de atacantes.

LA SORPRESA: Pulisic acaba de hacer historia. El volante del Borussia Dortmund marcó uno de los tantos en la victoria 4-0 ante Bolivia en un amistoso. A sus 17 años y 253 días el 28 de mayo, Pulisic se convirtió en el goleador más precoz en la era moderna del seleccionado nacional. Su aparición ha sido meteórica, ya que recién en enero debutó con el primer equipo del Dortmund.

Se espera que Klinsmann le tome en cuenta como revulsivo, saliendo de la banca en la recta final de los partidos.

LAS CLAVES: Brad Guzan desplaza a Tim Howard como arquero titular. La enésima baja por lesión de Jozy Altidore, en teoría el delantero referente, abre las puertas para que Wood, Pulisic y Gyasi Zardes se muestren como los eventuales sucesores de Demsey. Wood acaba de ser vendido al Hamburgo tras una temporada en la que anotó 17 goles con el Union Berlín, de la segunda división de Alemania.

PLANTEL

Arqueros: Brad Guzan (Aston Villa), Tim Howard (Colorado Rapids), Ethan Horvath (Molde, Noruega).

Defensores: Matt Besler (Sporting Kansas City), Steve Birnbaum (D.C. United), John Brooks (Hertha Berlín, Alemania), Geoff Cameron (Stoke City, Inglaterra), Edgar Castillo (Monterrey, EE.UU.), Fabian Johnson (Borussia Monchengladbach, Alemania), Michael Orozco (Tijuana, México), DeAndre Yedlin (Tottenham, Inglaterra).

Mediocampistas: Kyle Beckerman (Real Salt Lake), Alejandro Bedoya (Nantes, Francia), Michael Bradley (Toronto FC), Jermaine Jones (Colorado Rapids), Perry Kitchen (Heart of Midlothian, Escocia), Darlington Nagbe (Portland Timbers), Graham Zusi (Sporting KC), Christian Pulisic (Borussia Dortmund, Alemania).

Delanteros: Chris Wondolowski (San Jose Earthquakes), Bobby Wood (Hamburgo, Alemania), Clint Dempsey (Seattle Sounders), Gyasi Zardes (LA Galaxy).

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario