Deportes 22 mayo 2016

La lluvia afecta el comienzo del Abierto de Francia

PARÍS (AP) — Todo comenzó con una reacción que Nick Kyrgios consideró insignificante. Mediante un sonoro grito, le ordenó a un jovencito recogebolas que le entregara una toalla antes de disputar el siguiente punto en su partido de primera ronda del Abierto de Francia.

La voz de Kyrgios sobresalió entre el ruido que hacía el público en la cancha uno del certamen.

El juez de silla Carlos Ramos consideró inapropiado el grito de Kyrgios durante el desempate del primer set, y le emitió una advertencia por conducta antideportiva. Ello derivó en una larga discusión, repleta de palabras malsonantes, por parte del polémico australiano de 21 años, quien dijo, entre otras cosas, que el juez portugués era "increíblemente parcial".

Pese a que Kyrgios perdió la compostura —a grado tal que bien pudo habérsele descontado un punto por su florido léxico— pudo recuperar la concentración y se impuso 7-6, (6), 7-6 (6), 6-4 al italiano Marco Cecchinato, número 124 del ranking, con ayuda de 16 aces.

Pero el momento controversial quedó como lo destacable de la jornada inaugural del torneo, malograda por la lluvia.

"Esto no me desconcentró demasiado", afirmó Kyrgios sobre sus reclamos al juez. "Cuando las personas son muy viscerales, como yo, esto nos puede frustrar un poco, pero sabemos lidiar con las situaciones".

De 32 encuentros que conformaban el programa dominical, éste fue uno de los nueve que alcanzaron a completarse antes de que la lluvia provocara una interrupción de dos horas y media durante la tarde. Entre los partidos que debieron parar figuraron los del japonés Kei Nishikori (5to preclasificado) y el estadounidense Jack Sock (23ro).

Petra Kvitova alcanzó a completar su encuentro, pese a que se complicó la vida.

La checa, dos veces campeona de Wimbledon, libró una tensa batalla de tres sets ante la montenegrina Danka Kovinic, 59na del escalafón mundial, quien llegó a tener match point con el saque. Pero Kvitova reaccionó a tiempo y se llevó los últimos tres games para imponerse por 6-2, 4-6, 7-5.

"Vi en el primer set que mis tiros eran muy cortos y que ella controlaba cada punto", dijo Kovinic, de 21 años. "Traté de jugar puntos más largos y de ponerle más efecto a los tiros en el segundo set, y parece que resultó".

Tras incurrir en una falta doble y errar un revés en el noveno game del tercer parcial, Kvitova hizo un berrinche y azotó su raqueta contra el suelo arcilloso. No alcanzó a concentrarse de inmediato, pues tuvo otro par de faltas dobles en ese juego, para sufrir un rompimiento.

Pero entre la espada y la pared, Kvitova se recuperó con una serie de winners, incluido un revés que colocó la pelota encima de la línea para quebrar el saque de su oponente.

Acto seguido, ganó ocho de 10 puntos.

"Fue una gran lucha. Me alegra haberla ganado", comentó Kvitova.

Poco antes, la rusa Anastasia Pavlyuchenkova (24ta) se convirtió en la primera tenista en anclar en la segunda ronda, con un triunfo por 6-2, 6-0 sobre la española Sara Sorribes Tormo, quien venía de la fase clasificatoria.

El local Benoit Paire (19no) fue otro de los que lograron ganar sus partidos antes de que la lluvia suspendiera las actividades. Las lonas protectoras se colocaron en todas las canchas.

Ni siquiera pudieron comenzar sus duelos el canadiense Milos Raonic ni la hispano-venezolano Garbiñe Muguruza.

Justo después de la advertencia que le hizo el juez, Kyrgios inquirió en busca de los motivos.

"¿De verdad", le preguntó a Ramos.

"No es porque usted haya gritado 'toalla' muy fuerte", explicó el juez. "Fue por la forma en que lo dijo".

Momentos después, Kyrgios volvió al tema. "No hice nada malo", insistió, y se refirió a un episodio ocurrido este mes en el Abierto de Italia, cuando Novak Djokovic se estiró para sujetar el brazo de un juez que se había parado dentro de la cancha para examinar el lugar donde había caído una pelota.

"Cuando Djokovic empujó al juez hacia fuera de la línea no le dijeron nada", lamentó Kyrgios, antes de proferir un insulto.

En la conferencia de prensa posterior, se preguntó al australiano sobre su referencia a Djokovic.

"Creo que todos en esta habitación sabemos que si yo hubiera hecho eso, se habría armado un circo", afirmó. "Pero como fue él, no pasó nada".

El año pasado, la ATP contempló una sanción de incluso 28 días contra Kyrgios, por sus comentarios al suizo Stan Wawrinka durante un partido en Montreal. Al final, no impuso el castigo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario