Carnival 15 abril 2016

La FDHC 'deplora' que Carnival 'acepte condiciones del régimen' para operar en Cuba

Según esta fundación, la imposición de prácticas discriminatorias contra ciudadanos americanos de origen cubano en clara violación del Acta de Derechos Civiles de 1964

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) condenó este viernes que la empresa Fathom haya aceptado las condiciones impuestas por el régimen de La Habana para la visita de sus cruceros Carnival a puertos cubanos.

En una declaración publicada deploró la actuación de la compañía, que implica —subrayó— "la imposición de prácticas discriminatorias contra ciudadanos americanos de origen cubano en clara violación del Acta de Derechos Civiles de 1964".

"Si la empresa —según dijo— estaba negociando con La Habana para que el régimen cubano retirara dicho requisito, debió seguirlo haciendo y esperar hasta lograrlo antes que aceptar violar las leyes de Estados Unidos", señaló.

La FDHC respaldó asimismo "las respuestas que han dado varias organizaciones cívicas de nuestra comunidad, así como el Alcalde Giménez, la Cuban American Bar Association (CABA) y con las personas que, habiendo sido perjudicadas por esta decisión de la empresa, han presentado un reclamo legal frente a la empresa Fathom".

En su declaración la Fundación para los Derechos Humanos en la Isla invitó a la empresa Fathom "a reconocer que ha incurrido en un grave error, enmendarlo conforme a las leyes y pedir excusas sinceras a sus miles de clientes cubanoamericanos".

De acuerdo con la FDHC, "este incidente, representa solo la última muestra de la manera en que el régimen cubano viola sistemáticamente no solo los derechos de los ciudadanos en la Isla, sino también de las personas de origen cubano que viven en el exterior".

Las "prácticas abusivas" del Gobierno cubano —añadió— "menosprecian" a esas personas, que con las "remesas, envíos de paquetes, recarga de celulares, conexiones a internet y viajes sostienen a una parte considerable de las familias cubanas y rebasan las ganancias netas de la industria turística cubana monopolizada en gran medida por el sector estatal".

La FDHC además de seguir apoyando las demandas de las víctimas en Cuba y de salir en defensa de las personas ahora perjudicadas en Estados Unidos en este caso concreto, declaró que se prepara para "lanzar, este mismo año, una amplia campaña internacional de denuncia de todas y cada una de las violaciones de derechos humanos de que son objeto los cubanos que radican en el exterior".

"Los abusos que suponen múltiples medidas migratorias cubanas, los costos excesivos de las remesas, comunicaciones, pasajes, trámites consulares y muchos otros temas demandan una campaña sistemática de opinión pública", destacó la organización.

Por último, la FDHC colocó en un mismo plano "el derecho de asistir con diversos recursos a nuestros familiares y compatriotas" al derecho de "denunciar y neutralizar de una vez los múltiples atropellos del Gobierno cubano en esta materia. Lo ocurrido con Carnival ha sido la última gota que ha colmado la copa en este asunto", concluyó.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario