Mundo 25 mayo 2016

La evacuación del campo de Idomeni encara su 2da jornada

IDOMENI, Grecia (AP) — Refugiados y migrantes subían el miércoles a autocares que los trasladaban a campamentos organizados, en la segunda jornada del desalojo gradual de un gran asentamiento en Idomeni, en la frontera con Macedonia.

Más de 700 personas fueron trasladadas sin que se registrase violencia alguna, como ocurre desde el inicio del desalojo a primera hora del martes. El operativo para desmantelar el campo, donde viven más de 8.000 personas, incluye la presencia de más de 700 agentes. Los periodistas tienen prohibido acercarse al lugar.

Según las autoridades griegas, unas 2.000 personas fueron desalojadas el primer día. Se espera que la evacuación del campamento y el traslado de los 6.000 residentes restantes a refugios de nueva construcción habilitados por autoridades locales y el ejército, dure varios días.

"Fue una noche tranquila", dijo Vicky Markolefa, portavoz de la ONG sanitaria Médicos Sin Fronteras. "Lo que vemos es que la gente se está yendo voluntariamente. No ha habido problemas".

El desalojo del asentamiento ahoga definitivamente los sueños de las miles de personas que llevaban meses acampadas en Idomeni a la espera de poder cruzar a Macedonia y continuar su viaje a la Europa próspera del norte.

Pero las fronteras de los Balcanes y Europa están cerradas desde marzo, en un intento por frenar la llegada de cientos de miles de personas que cruzaron de Turquía a las islas griegas para buscar una vida mejor en el continente.

El bloqueo fronterizo dejó a más de 54.000 personas varadas en Grecia. En el punto más álgido de la crisis en marzo, el campo de Idomeni acogía a más de 14.000 personas, pero la cifra descendió a medida que se iban dando cuenta de que la frontera estaba cerrada y comenzaron a aceptar las ofertas de alojamiento alternativo de las autoridades.

En el primer día del desalojo, algunos de los residentes en el asentamiento partían a pie para evitar el traslado a campos oficiales.

"Hay policía en todas partes y daba bastante miedo", dijo Emad Hawary, un sirio de 50 años que abandonaba el campamento con su esposa y sus dos hijas para buscar refugio en una gasolinera próxima. "No queremos ir a otro refugio. Es solo otro campo".

La familia está decidida a llegar a Alemania, donde vive uno de sus hijos, explicó Hawary.

Ahmad Khayata, un estudiante de 26 años de Alepo, en Siria, se marchó de Idomeni caminando el martes y pasó la noche en una tienda de campaña en el exterior de un hotel de carretera. Planea pagar 800 euros (890 dólares) a un contrabandista de personas para que lo lleve hasta la capital serbia, Belgrado, un paso más cerca de su objetivo final: Llegar a Alemania.

"Si voy a un campo, nadie sabe cuánto tiempo estaré allí", dijo a The Associated Press. "Algunas personas dicen que será un año, otras que seis meses. En Idomeni pasé tres meses solo comiendo y durmiendo, pero yo quiero trabajar".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario