Sexo 25 noviembre 2016

La Ciencia lo confirmó: el machismo afecta la salud mental

Las actitudes de los hombres sexistas ya no son un problema que afecta solamente a las mujeres, ya que según un estudio los varones que interactúan de esta manera son más propensos a padecer problemas psicológicos. Qué otras consecuencias pude provocar el comportamiento misógino

Aunque pareciera que con solo el sentido común sería suficiente para dejar el sexismo en el pasado, todavía existen quienes se jactan del respeto del otro por el simple principio de sentirse superior por una cuestión de sexo. Un hombre machista se caracteriza por verse a sí mismo como conquistador que creer que tiene poder sobre las mujeres. Sin embargo, quienes actúan de esta manera ignoran la consecuencias posibles en su propia salud.

Según un estudio esta actitud altanera y peligrosa podría conllevar en el futuro a padecer distintos tipos de enfermedades mentales. Una investigación realizada por la Asociación Americana de Psicología afirma que los machistas son más propensos a sufrir problemas psicológicos que aquellos que no se ajustan tanto a las normas tradicionalmente masculinas.

Los especialistas analizaron el comportamiento de diferentes etnias y evaluaron el control emocional, el grado de violencia, la autosuficiencia, el desprecio por la homosexualidad, la vida sexual, y el nivel de necesidad de demostrar control y poder sobre las mujeres.

"Habitualmente se dice que el machismo es una 'ideología' -por llamarlo de alguna manera- ofensiva hacia las mujeres. Para entender este estudio hay que pensarlo al revés. Es decir, el machismo es una construcción defensiva de los hombres. Defensiva de sentimientos previos, de inseguridad, de baja autoestima", indicó a Infobae el Dr. Pedro Horvat, médico psiquiatra y psicoanalista.

"Hacen una suerte de juego que es como un sube y baja donde para que uno esté arriba el otro necesariamente debe estar debajo. Ese tipo de operación mental se llama renegación. Es decir, niego un aspecto de la realidad o de los vínculos, por ejemplo niego la capacidad de la mujer o le quito el valor a su palabra y uso ese mecanismo para reafirmar mi autoestima. Si se parte de ahí, lógicamente la posibilidad de tener trastornos mentales es mayor".

Mediante la investigación se concluyó que los hombres que interactúan de acuerdo a las normas de masculinidad pronunciadas, tienden a sufrir más problemas psicológicos y psiquiátricos. El estrés, la depresión o ansiedad son patologías que pueden presentarse. También destacaron el abuso de sustancias estupefacientes y el deterioro de la imagen corporal.

Los científicos indicaron como características distintivas de los machistas la falta de respeto, los comportamientos misóginos, la resistencia para buscar ayuda, el uso de la violencia, entre otros. Además, resaltaron que les cuesta más formar relaciones, ya sea de tipo profesional, amistosa o romántica. La depresión crónica es una de las enfermedades más comunes en estos casos.

"No es que es el machismo lo que produce las enfermedades mentales, es la raíz del machismo. Es decir, el camino inicial que lleva a adherir al machismo. Ése camino inicial es el que pone a riesgo de un trastorno psicológico. Nosotros primeros sentimos y después pensamos. Las personas se ahieren a cualquier ideología que supone de alguna forma la anulación de un tercero por una necesidad emocional previa que tiene que ver con el daño previo a la autoestima", agregó Horvat.

"Siempre va a haber personas que necesiten adherir a determinado tipo de ideología o conducta para reafirmar su autoestima o para justificarse asímismo. El machismo tiene distintas vertientes, culturales, económicas, psicológicas. Estas cosas se va a mantener siempre, va a seguir pasando", finalizó el especialista.

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario