Mundo 09 abril 2016

Kerry pide unidad a integrantes de gobierno en Afganistán

KABUL, Afganistán (AP) — El presidente afgano Ashraf Ghani se comprometió el sábado a impulsar reformas después de que las personas que propuso para fiscal general y ministro del interior fueran ratificadas al gabinete como pretendía desde hace tiempo, mientras que el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, exhortó a los líderes políticos que comparten el poder a que sepulten sus "divisiones facciosas" por el bien del país.

Sin embargo, Ghani se abstuvo de mencionar que hubiera algún progreso para poner fin a la enconada disputa que sostiene con el jefe del ejecutivo de Afganistán, Abdula Abdula, situación que ha entorpecido las funciones del gobierno de Kabul durante 18 meses.

El controversial acuerdo de gobierno, concretado con la mediación de Kerry, ha dejado a ministros interinos en posiciones críticas mientras el aliado de Estados Unidos afronta problemas para combatir la anarquía, la corrupción, la resistencia del Talibán y quizá la ampliación de la insurgencia.

"La democracia necesita instituciones con credibilidad", declaró Kerry ante la prensa al término de su breve escala en Afganistán en su viaje a Japón, donde asistirá a una reunión de ministros del Exterior. "Más que eso, necesita que personas de distintas facciones políticas, étnicas y geográficas puedan reunirse y trabajar hacia el bien común".

Ghani, en conferencia de prensa, elogió los votos en el Parlamento para los cargos del gabinete y los describió como un momento decisivo. El progreso en ese frente "nos garantiza que habrá reformas fundamentales y amplias", declaró Ghani.

Kerry lo apoyó y subrayó la necesidad de que los bandos rivales de Ghani y Abdula unifiquen sus enfoques, lo que no se ha logrado aun cuando han pasado dos años de las controvertidas elecciones presidenciales.

En los próximos meses, la OTAN y las cumbres internacionales de donantes podrían definir los compromisos de seguridad y asistencia a largo plazo que resultan cruciales para la supervivencia del gobierno afgano, debido a lo cual Kerry busca claridad sobre el rumbo de Afganistán.

Kerry exhortó al Talibán a reanudar las conversaciones de paz interrumpidas durante casi un año y señaló que por ahora no hay cambios en los planes del presidente Barack Obama relacionados con los niveles de efectivos en Afganistán.

Estados Unidos mantiene 9.800 soldados en territorio afgano y el contingente se reducirá a 5.500 el año entrante.

"Sin embargo, Obama siempre ha dicho que escuchará a sus comandantes que se encuentran en el terreno", declaró Kerry.

El general John Nicholson, el principal comandante en Afganistán, es quien revisa las necesidades. Kerry señaló que ese aspecto orientará la decisión final de Obama.

Ghani declinó hacer declaraciones sobre lo que dijo era un asunto de Estados Unidos.

Para Kerry, la escala en Kabul fue su segunda visita en igual número de días a un país al que Estados Unidos pretende estabilizar desde hace tiempo.

El viernes en Bagdad, Kerry apoyó los esfuerzos del primer ministro de Irak para resolver la crisis política y destacó la importancia de tener un "gobierno unificado y funcional" para combatir al grupo Estado Islámico.

___

Bradley Klapper está en Twitter como twitter.com/bklapperAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario