Mundo 08 abril 2016

Kerry en Bagdad para abordar lucha contra Estado Islámico

BAGDAD (AP) — El secretario de estado de Estados Unidos, John Kerry, respaldó el viernes al primer ministro iraquí en los esfuerzos de este por resolver una creciente crisis política y resaltó la importancia de concretar "un gobierno unificado y en funcionamiento" en la lucha contra el grupo Estado Islámico. Kerry también comprometió 155 millones de dólares adicionales de ayuda.

En una visita no anunciada a Bagdad, la primera en dos años, el secretario de Estado se reunió con el primer ministro Haider al-Abadi, con el canciller iraquí, el presidente suní del parlamento y un líder regional curdo, en lo que se propuso como una muestra de apoyo para el gobierno iraquí en momentos en que lidia con desafíos políticos, económicos y de seguridad. Afirmó que las gestiones de al-Abadi por reestructurar su gabinete es una cuestión interna, pero agregó que todos los bandos en Irak debían dejar de lado sus intereses sectarios o personales en bien del futuro de la nación.

"Es importante tener estabilidad", dijo Kerry a la prensa. "Y es importante tener un gobierno unificado y en funcionamiento lo antes posible, para que estas operaciones no se vean afectadas".

El viaje de Kerry coincide con ofensivas militares. Las fuerzas iraquíes dijeron haber entrado el jueves en la ciudad de Hit, ocupada por Estado Islámico, mientras que el Pentágono considera establecer avanzadas militares para suministrar apoyo de artillería y otro respaldo a las fuerzas iraquíes que preparan un ataque a Mosul, el bastión de los extremistas en Irak. El mes pasado, Estados Unidos abrió la primera de esas bases desde que regresó a Irak en 2014.

Pero al-Abadi enfrenta desafíos propios. El primer ministro propuso un nuevo gabinete en medio de presiones crecientes de los partidarios de un clérigo chií, quien el mes pasado organizó concentraciones y una protesta pacífica frente al parlamento para exigir reformas. Pero la medida se topó con una oposición generalizada, lo que hace improbable que al-Abadi pueda obtener confirmación para los principales puestos políticos.

"No desempeñamos un papel en esa cuestión", aclaró Kerry, tratando de enfatizar la neutralidad.

La inestabilidad en Bagdad ha dificultado la capacidad de al-Adabi de dirigir la lucha contra Estado Islámico. El mes pasado, el primer ministro retiró fuerzas del frente en la provincia de Anbar para reforzar la seguridad en Bagdad en medio de protestas crecientes.

La corrupción generalizada en Irak es tema recurrente en debates internos, un problema agravado por la economía debilitada por los precios declinantes del petróleo.

Kerry aseguró que la guerra contra Estado Islámico se está ganando, si bien lentamente.

Afirmó que el EI ha perdido el 40% de su territorio en Irak y que sus ingresos petroleros se han reducido casi en un tercio. Los ataques aéreos a los sitios donde los extremistas almacenan dinero les ha costado millones de dólares, ha llevado a combatientes a desobedecer órdenes, a huir de sus puestos y a esconderse entre los civiles debido a la reducción de sus ingresos y a que el grupo ha perdido su aura de invencibilidad.

___

La periodista de Associated Press Susannah George contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario