Deportes 06 septiembre 2016

Kerber y Wozniacki se citan en las semis del US Open

NUEVA YORK (AP) — Con un 4-4 en el primer set de su partido de cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, Angelique Kerber se distrajo con el rugido de un avión que sobrevolaba. La alemana falló con un golpe, perdió ese punto y acabó con una serie de errores no forzados para sufrir un quiebre de saque.

En el pasado, esa secuencia podría precipitar su derrumbe. La distracción. La desventaja. La rival que le desbordaba. Ya no.

Su juego es superior, y también su actitud. Y no volvió a ceder un game en la tarde del martes.

En busca dar el salto desde el número dos del ranking mundial, y conquistar un segundo título de Grand Slam en 2016, la alemana Kerber avanzó a las semifinales en Flushing Meadows al llevarse los últimos nueve games para vencer a 7-5, 6-0 a Roberta Vinci, la subcampeona del año pasado.

"Tengo la certeza de que le puedo ganar a cualquiera", dijo Kerber. "Y eso me da mucha confianza y motivación".

Aquí tiene la posibilidad de desplazar a Serena Williams del primer puesto del ranking.

En su tercera semifinal de un grande esta temporada, Kerber se enfrentará el jueves contra Caroline Wozniacki. La danesa, dos veces subcampeona del US Open, avanzó con una fácil victoria 6-0, 6-2 sobre la letona Anastasija Sevastova.

Sevastova se dobló el tobillo derecho en el primer punto del segundo game y tuvo dificultades para moverse durante el resto del partido contra Wozniacki, una ex número uno que actualmente figura en el puesto 74 y no había ganado un partido de Grand Slam en 2016 hasta la semana pasada.

Será la quinta semifinal en Flushing Meadows para Wozniacki, quien perdió la final de 2009 ante Kim Clijsters y la de 2014 contra Williams.

"Siempre me he tenido fe, sin importar mi ranking", dijo Wozniacki. "Le he ganado a casi todas en el cuadro".

Kerber venció a la estadounidense en la final del Abierto de Australia en enero y cayó ante la misma oponente en la final de Wimbledon en julio.

"En los momentos difíciles, la mente es importante", resaltó Vinci sobre Kerber.

El año pasado, Vinci protagonizó una de las grandes sorpresas en el tenis moderno al derrotar a Williams en las semifinales del US Open, donde la número uno del mundo buscaba barrer con los cuatro Grand Slams del año.

Este martes, la italiana estuvo a dos puntos de ganar el primer set cuando sacaba arriba 5-4, pero Kerber la quebró. Después, abajo 6-5 y sacando en 0-40, Vinci pisó la raya en su segundo saque, por lo que el juez decretó una falta doble para perder el set.

Al caminar a la banda, Vinci miró al juez de línea que decretó la falta y sonrió sarcásticamente, aplaudiendo con la raqueta.

Es una decisión rara en el tenis de Gran Slam, especialmente en momentos cruciales, aunque hay al menos un caso famoso, en la misma cancha. En semifinales del Open del 2009, Serena Williams se enfureció por una decisión similar: Una falta con el pie que resultó en una doble falta, en aquella instancia, dando un punto para match a su rival Clijsters. Williams agitó su raqueta y le gritó al juez de línea, y el punto que le quitaron por esa conducta le costó el encuentro.

Esta vez, Vinci se desmoronó a partir de la falta, y ganó apenas 10 puntos de 38 en la segunda manga.

Vinci ha estado batallando una lesión en el tendón de Aquiles y molestias en la espalda. Aún así, su juego diverso, cargado de reveses cortados y drop shots y arremetidas hacia la red, le dio problemas a Kerber casi todo el primer set.

"Estaba jugando mejor que ella", dijo Vinci, de 33 años y que mencionó en su rueda de prensa que al final de la temporada decidirá si se retira.

Kerber sigue su marcha, en su primera semifinal de un US Open desde 2011.

"Ahora soy más positiva y creo más en mis capacidades", señaló Kerber. "Ahora puedo ganar partidos como este".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario