Associated Press 03 mayo 2016

Jurado: Escuela de Hawaii no protegió a menor ante violación

HONOLULU (AP) — El sistema de educación pública de Hawaii no protegió a una alumna de educación especial que denunció haber sido violada por un compañero de clase, según determinó el lunes un jurado.

El veredicto también indica que el Departamento de Educación del estado y una profesora de educación especial en la escuela secundaria Waianae no actuaron de forma irresponsable o intencionada.

Un jurado de cinco hombres y tres mujeres deliberó durante dos días en un juicio sobre una demanda presentada por la madre de Mariana Harris alegando que la menor, que tiene la capacidad intelectual de un niño de segundo grado, fue violada por un compañero mayor en su clase de educación especial —con bajo cociente intelectual— en un baño unisex en 2013.

Associated Press no suele identificar a las víctimas de agresiones sexuales a menos que decidan hacer público su nombre. Harris, que ahora tiene 19 años, y su madre, Angelica Kauhako, dijeron a AP tras conocer el veredicto que esperan que al dar un paso adelante puedan ayudar a otras personas.

"Estoy contenta de que se haya acabado", dijo Harris. "Sólo rezo para que la gente entienda que no está bien hacer daño a la gente de ese modo".

Sus abogados se mostraron satisfechos con el veredicto. "Envía un mensaje alto y claro al Departamento de que tienen prestar más atención a los menores con necesidades especiales y cuidar de ellos", dijo uno de los abogados de los demandantes, Peter Hsieh.

La vicefiscal del estado, Marie Gavigan, que defendía al departamento y la profesora, dijo estar decepcionada con el veredicto.

El juez impuso una indemnización de 810.000 dólares para Harris y Kauhako. Sus abogados habían pedido 3,2 millones de dólares.

El jurado atribuyó el 95% de la responsabilidad al departamento y el 5% a su maestra, Kristin Lindquist. Ella asistió al juicio de dos semanas, pero el lunes estaba de vuelta en la escuela, dijo Gavigan. Los demandantes no demostraron que Lindquist estuviera "motivada por la malicia", indicó el veredicto.

Lindquist testificó que cuando el menor regresó del baño, parecía "enfermo", así que le preguntó qué había ocurrido. Él dijo que había tocado a Harris y preguntó si sería suspendido. La profesora testificó que le había preguntado si tocó a la joven en sus zonas privadas y él dijo que sí. Fue un error hacer preguntas tan "directas", dijo Lindquist, añadiendo que cometió el mismo error al preguntar a la niña qué había ocurrido. La niña dijo a la profesora que había sido violada en el baño.

La profesora actuó de inmediato y reportó el incidente al decano de estudiantes que llamó a la policía e hizo que el chico saliera de la escuela, dijo Gavigan al jurado.

Un médico que examinó a Harris al día siguiente testificó que sufría desgarros consistentes con una agresión sexual. La defensa alegó que esos desgarros podrían deberse a otra cosa, como que la joven se hubiera rascado.

Los videos de seguridad tomados cerca del baño no revelan que los estudiantes estuvieran dentro a la vez, dijo Gavigan.

El jurado determinó que las demandantes habían demostrado que Harris había sido objeto de un acoso sexual tan "grave, generalizado y objetivamente ofensivo" que se había visto privada de oportunidades educativas contempladas por una ley federal de educación que protege contra la discriminación de género.

El juez podría ampliar la indemnización amparándose en esa ley, dijo Hsieh.

Después de que Kauhako presentara su demanda, el departamento de educación demandó al alumno, que ahora tiene 21 años, indicando que sería responsable si se fallaba en contra del estado. El jurado determinó que el joven no tenía responsabilidad ante las acusadas.

Nunca fue arrestado ni afrontó cargos por el incidente.

___

Siga a Jennifer Sinco Kelleher en Twitter en http://www.twitter.com/JenHapa. Su trabajo puede encontrarse en http://bigstory.ap.org/content/jennifer-sinco-kelleher

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario