Associated Press 26 febrero 2016

Juez rechaza demanda contra agentes fronterizos en Ohio

TOLEDO, Ohio, EE.UU. (AP) — Un juez federal desestimó una demanda que acusó a los agentes de la Patrulla Fronteriza que operan en Ohio, cerca de la frontera canadiense, de etiquetación racial en contra de los hispanos.

El juez de la ciudad de Toledo dictaminó esta semana que no hay pruebas de que la Patrulla Fronteriza a lo largo del lago Erie tenga políticas que promuevan esa orientación.

El juez Jack Zouhary dijo que la raza no desempeñó papel alguno en los ocho encuentros con agentes fronterizos citados en la demanda.

Dos grupos que trabajan con hispanos y trabajadores migrantes en Ohio demandaron a la Patrulla Fronteriza por lo que consideran una pauta de etiquetación racial desde hace seis años.

Acusaron a los agentes de emplear términos raciales ofensivos y "deshumanizadores" para describir a los hispanos. Un abogado del Departamento de Justicia dijo que los términos se empleaban para describir la situación inmigratoria y no aludían a un grupo específico.

El magistrado determinó que unos pocos ejemplos de términos ofensivos usados por los agentes no eran suficientes para fundamentar la denuncia de etiquetación racial. Afirmó que las pruebas presentadas, a lo sumo, demostraban "un puñado de incidentes desagradables", según escribió en su decisión emitida el miércoles.

El Departamento de Justicia dijo que las estadísticas de la agencia no respaldaban las denuncias de discriminación.

La demanda interpuesta por el Comité Organizador de las Tareas Agrícolas y el Proyecto de Trabajadores Inmigrantes se enfocaba en agentes fronterizos que patrullan la región del lago Erie entre Toledo y Cleveland, inclusive los 160 kilómetros (100 millas) de frontera que atraviesa el lago.

La agencia abrió una oficina en el área en 2009 después de determinar que esa sección de la frontera estaba esencialmente desatendida.

Los demandantes dijeron que la etiquetación racial comenzó en cuanto abrió la oficina. Varias personas atestiguaron en un juicio hace algunos meses que los agentes carecían de sospechas fundadas para pararlos.

Leslie Murray, una abogada que representó a ambos grupos, dijo que estos estaban decepcionados de que las declaraciones ofensivas de los agentes fuesen consideradas meramente desagradables. Agregó que consideran una apelación.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario