Associated Press 13 mayo 2016

Juez halla al jefe policial Arpaio en desacato de la corte

PHOENIX, Arizona, EE.UU. (AP) — Un juez federal determinó el viernes que el jefe policial de la zona metropolitana de Phoenix, Joe Arpaio, desacató a la corte al desobedecer órdenes en un caso de etiquetación racial.

El fallo acerca a Arpaio, que se hace llamar "El jefe policial más estricto de Estados Unidos", a un posible caso penal de desacato que pudiera derivar en multas e incluso en ir a la cárcel.

La decisión supone una de las mayores derrotas judiciales que ha sufrido Arpaio, quien lleva seis periodos en el cargo y es conocido por combatir la inmigración no autorizada. Se espera que ahora la oficina que él encabeza esté bajo una mayor supervisión de la corte.

Se llevará a cabo una audiencia el 31 de mayo con el fin de sopesar si enfrentará un caso penal por desacato.

El jefe policial y tres de sus oficiales "han mostrado una persistente indiferencia frente a las órdenes de esta corte, así como una intención de violar y manipular las leyes y políticas que regulan su conducta", escribió el juez federal de distrito Murray Snow en su fallo de 162 páginas.

Arpaio ha reconocido haber violado las órdenes giradas por el juez, incluido el permitir que sus agentes efectuaran patrullajes para controlar la inmigración no autorizada durante 18 meses después de que Snow le prohibió que los hiciera.

El jefe policial también aceptó la responsabilidad de que su agencia no haya entregado los videos de las detenciones viales antes del juicio por etiquetación, y de preparar con torpeza un plan para compilar las grabaciones tomadas por los agentes una vez que algunos videos fueron hechos públicos.

Arpaio también efectuó una investigación secreta que según sus detractores tuvo como intención desacreditar a Snow, quien había ordenado profundos cambios en la agencia después de que determinara que los agentes de ésta habían afectado con su proceder específicamente a hispanos. Ya antes Arpaio ha sido acusado de tomar represalias contra sus detractores.

El fallo de desacato civil no le impide continuar en el cargo. Se desconoce si un fallo penal de desacato le impediría seguir desempeñándose como jefe policial.

Si lo declararan culpable del delito grave de desacato, Arpaio tendría que dejar el puesto, pero el juez tiene la opción de recomendar un caso de delito menor o delito mayor por esa falta.

Previsiblemente Snow obligará al condado Maricopa a que indemnice a los hispanos detenidos ilegalmente durante los 18 meses que la oficina de Arpaio violó la prohibición a sus patrullajes de inmigración.

El juez dijo el viernes que Arpaio "incurrió en múltiples actos de mala conducta, deshonestidad y mala fe" relacionada con las denuncias, y "efectuó múltiples declaraciones tergiversadas de los hechos bajo juramento" en su testimonio durante una audiencia de pruebas.

Los abogados que impulsaron el caso contra Arpaio dijeron que al menos 190 personas fueron detenidas cuando iban en sus vehículos en una violación a la orden de que suspendiera los patrullajes de inmigración, y dicen que el número de víctimas posiblemente sea mayor.

Una llamada telefónica efectuada a Arpaio para que diera sus comentarios sobre el fallo del juez no fue devuelta el viernes por la tarde.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario