Associated Press 20 mayo 2016

Juez de EEUU justifica disparos fatales de agente fronterizo

PHOENIX (AP) — Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos tuvo justificación al abrir fuego en 2011 —de manera fatal— contra un sospechoso que huía en el sur de Arizona, determinó un juez federal, que desestimó así una demanda presentada contra el policía.

El juez James Soto falló el 25 de abril que el agente Lucas Tidwell no puede ser responsabilizado de la muerte del residente de Douglas, Carlos LaMadrid, porque Tidwell estaba actuando dentro del marco de la ley. El periódico Tucson Sentinel reportó el fallo esta semana.

La demanda fue presentada por la madre de LaMadrid, Guadalupe Guerrero, en una corte federal en Tucson. William Risner, el abogado de la mujer, se negó a hacer comentarios. Tidwell fue representado por la oficina de la fiscalía federal en San Diego. Una portavoz de la fiscalía no respondió a una solicitud de comentarios.

Según documentos judiciales, el incidente comenzó el 21 de marzo de 2011, cuando la policía de Douglas trató de detener a LaMadrid, de 19 años de edad, después de que las autoridades recibieron una llamada de que el hombre podría estar transportando drogas en la camioneta que conducía.

LaMadrid huyó hacia el sur, donde dos hombres habían colocado una escalera sobre la cerca fronteriza entre Arizona y México. Uno de los hombres ayudó a LaMadrid a subir la escalera mientras otro lanzaba piedras contra Tidwell, según la policía.

Una de las piedras estuvo cerca de golpearlo en la cabeza y Tidwell disparó su arma. LaMadrid estaba en la línea de fuego y murió.

La balacera es una de varias en las cuales agentes fronterizos han disparado contra personas que les lanzan piedras, lo que ha causado preocupación entre grupos defensores de derechos civiles, quienes alegan que los agentes abren fuego indiscriminadamente.

Sin embargo, la Patrulla Fronteriza ha respondido que las piedras pueden ser fatales y que sus agentes deben utilizar fuerza letal para defenderse.

La familia de LaMadrid ha dicho que el tiroteo fue imprudente, intencional e injustificado. LaMadrid no estaba armado.

El juez Soto concluyó que Tidwell se apegó a la ley en el tiroteo y que no puede ser considerado legalmente responsable.

"Cualquiera que sea la decisión del tribunal dictada en este caso, no podría empezar a llenar el inmenso vacío que queda en la familia cuando LaMadrid murió", escribió.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario