Entretenimiento 29 agosto 2016

Juan Gabriel: una vida dedicada al público

Alberto aguilera Valadez nació en Paracuaro Michoacán en 1950. Fue el menor de 10 hijos de una pareja de campesinos. Vivió sus primeros años en medio de la pobreza y el abandono.

Embed

Era un bebé cuando su padre fue internado en un hospital siquiátrico enfermo de esquizofrenia. Nunca más se supo de él. Tras la desaparición del padre, su madre se lo llevó a ciudad Juárez, en donde ella trabajo como sirvienta. Al no poder atender a su hijo, con solo 5 años lo internó en un orfelinato. Alejado de su madre y en un mundo desconocido tuvo que madurar rápidamente. En ese internado conoció a Juan Contreras, su maestro, amigo y protector quien le enseñó todo lo que sabía de música incluyendo a tocar guitarra. El jovencito compuso entonces su primer canción "la muerte del palomo" con solo 13 años de edad. En homenaje a este maestro y a su padre adoptaría años después su nombre artístico: Juan Gabriel.

A los 13 años escapo del internado. Volvió a vivir con su madre y junto a ella vendió burritos, un platillo típico mexicano para sobrevivir. Sus pininos musicales fueron en bar de mala muerte llamado el Noa Noa.

Ahí conoció a José Alfredo Jiménez y a Alicia Juárez. Apoyado por ellos se fue a la ciudad de México a probar fortuna. Ahí hizo coros para Angélica María y Leo dan las grandes estrellas de ese tiempo. Pero la vida le dio un nuevo revés y en ese entonces se vio envuelto en una acusación de robo que lo llevó a estar preso durante 18 meses en Lecumberri, en ese entonces la cárcel más peligrosa de México. En la prisión conoció a Queta Jiménez "la prieta linda" cantante de música vernácula quien abogó por él para salir de la cárcel y se convirtió en la primer artista en cantar sus canciones.

El Divo de Juárez estaba destinado para el éxito en 1971 nace su primer grabación. El sencillo "No tengo dinero" fue su primer gran éxito musical. Ese mismo año se presentó por primera vez en un programa de televisión nacional. Alcanzo fama rápidamente y se internacionalizo cantando con el Mariachi Vargas de Tepatitlán. Los setenta marco varios hitos en el panorama musical. Éxitos de rancheras y baladas como "Lágrimas y lluvia", "la diferencia", "el Noa Noa", "Inocente pobre amigo", "La diferencia" entre otros.

Grabaron sus canciones artistas como Raphael, Vicente Fernández, Lupita Dalessio Pedro Vargas y José José pero fue sin lugar a dudas Rocío Durcal, la española más mexicana su mejor musa.

En 1984 graba el tema “Amor eterno”, cuya letra, dedicada a la muerte de su madre deja ver la profunda devoción que el artista sintió por su madre.

En 1990 se convierte en el primer artista popular en presentarse en el Palacio de Bellas Artes, donde canto acompañado de la orquesta Sinfónica Nacional de México.

Un personaje como Juan Gabriel no podía estar lejos de la polémica. En el 2000 muchos mexicanos se sintieron ofendidos cuando participo de la campana política del candidato Prista a la presidencia de la Republica y en el 2013 le cantó las Mañanitas a Nicolás maduro, presidente de Venezuela. Tuvo problemas con el fisco tanto en México como en Estados Unidos y un problema con su disquera le llevó dejar de grabar por algún tiempo.

Muchas de sus canciones son consideradas parte del patrimonio de la cultura popular latinoamericana. Enrique Krauze, el escritor e intelectual mexicano dijo que sus canciones eran una metáfora de la idiosincrasia mexicana.

Fuente: Diana Montaño / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario