Cuba 29 septiembre 2016

José Fernández recordado como figura trascendental en Miami

MIAMI (AP) — El as cubano José Fernández fue recordado el jueves como una figura trascendental durante una homilía en su funeral.

"José era demasiado bueno para esta liga", dijo el reverendo José Alvarez. "Se fue a una liga superior".

El pitcher de 24 años de los Marlins, elegido dos veces al Juego de Estrellas, falleció el domingo por la madrugada junto con dos amigos en un accidente de bote en la costa de Miami Beach.

Su funeral duró más de dos horas, y entre los presentes estaban el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, empleados del equipo y jugadores actuales y pasados de los Marlins.

"No nos tocaba estar aquí hou", dijo el dueño del equipo Jeffrey Loria.

Unas 300 personas acudieron a la misa a puerta cerrada en la iglesia católica St. Brendan en Miami. Los encargados de portar su féretro vistieron camisetas negras de los Marlins, con el número 16 y el apellido Fernández en la espalda. El manager Don Mattingly y el tercera base venezolano Martín Prado leyeron las escritruas.

La cartilla de la misa incluyó tres fotos de Fernández, cada una con la sonrisa habitual del cubano.

"Su sonrisa magnética podía iluminar un estadio", dijo Loria. "Fue alguien que hacía divertirse en el béisbol".

El equipo ha estado de luto y rindiendo tributos a Fernández al mismo tiempo que completaba los últimos seis juegos de la temporada, que culmina el domingo.

Aunque el servicio fúnebre del jueves fue privado, los fanáticos pudieron despedirse del jugador en la víspera.

Todo el equipo acompañó el miércoles la carroza que salió del estadio Marlins Park en el barrio Pequeña Habana de Miami rumbo a la iglesia donde fue velado. Muchos en la multitud de unas mil personas corearon "¡José, José!", y algunos ondearon banderas cubanas en honor del popular lanzador.

Cientos acudieron después a la iglesia St. Brendan para el velorio, que duró hasta entrada la noche. Muchos dijeron que acudieron no sólo por la popularidad de Fernández como jugador, sino por considerarlo como un ejemplo para la comunidad cubana en el sur de la Florida.

La Comisión de Pesca y Vida Salvaje de la Florida investiga el accidente. Además de Fernández, fallecieron Emilio Jesús Macías, de 27 años, y Eduardo Rivero, de 25.

Fernández huyó de Cuba a los 15 años y se convirtió en una estrella de Grandes Ligas, y en el jugador más popular de los Marlins.

En 2013 ganó el premio al Novato del Año de la Liga Nacional, y fue elegido en dos ocasiones al Juego de Estrellas.

Pero el momento que más le hizo sentirse con orgullo fue cuando pudo comprarle una casa a su madre, contó su agente, Scott Boras.

"Estaba llorando", dijo Boras, quien también soltó lágrimas. "Me decía, '¿lo puedes creer? ¡Le he comprado una casa a mi madres en en Estados Unidos!'''.

Boras también record una conversación con Fernández luego de una cirugía en el codo, que le mantuvo fuera de la actividad durante 14 meses entre 2014-15.

"Sus primeras palabras en la sala de recuperaron fueron: "'Ya vas a ver. Voy a ser el mejor de todos''', relató Boras.

El derecho tuvo una marca de 38-17 en 76 aperturas a lo largo de cuatro campañas, pero Loria señaló que las fenomenales estadísticas no será el motivo que convierta irremplazable a Fernández o que se le olvide.

"Prefiero no pensar que esta tragedia marcar el final de su vida, sino el inicio de una leyenda", dijo Loria.

___

El reportero de deportes Steve Wine contribuyó con este despacho.

___

Curt Anderson está en Twitter: http://twitter.com/miamicurt

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario