Mundo 26 febrero 2016

Jerusalén: no hay acuerdo sobre videovigilancia

JERUSALEN (AP) — Un plan para instalar cámaras de video en el lugar más sagrado de Jerusalén tenía el propósito de aliviar las tensiones en medio de varios meses de violencia entre israelíes y palestinos, pero las disputas acerca de quién controlará las grabaciones y qué pueden filmar o no las cámaras han paralizado el proyecto.

Detrás de los argumentos técnicos subyace un desacuerdo fundamental acerca de quién está a cargo del santuario amurallado de 15 hectáreas (37 acres), un punto central para la narrativa nacional y religiosa de israelíes y palestinos, musulmanes y judíos.

Esta rivalidad está en el núcleo del conflicto israelí-palestino y ha provocado violencia reiterada.

"Esto no tiene solución, punto", enfatizó Daniel Seidemann, experto en asuntos de Jerusalén y partidario de la coexistencia. "Ningún mecanismo, sea procedimiento, cámara técnica, lo que sea, puede sobrevivir a la mala fe de las partes".

Toda demora para mitigar las tensiones es potencialmente costosa. Las principales festividades judías suelen ser ocasión de nuevas fricciones, con un mayor número de visitantes al sitio administrado por musulmanes, y la próxima celebración, la Pascua judía, o Pésaj, será dentro de dos meses.

Jordania, custodia del santuario, dice que el proyecto de las cámaras sigue adelante, pero que todavía está en la fase de los preparativos técnicos.

La más reciente ola de violencia en el lugar sagrado que los musulmanes llaman Haram as Sharif y los judíos el Monte del Templo estalló en septiembre. Los choques entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes se extendieron a otras partes de Jerusalén, Israel y Cisjordania.

Desde entonces, 28 israelíes han muerto atacados por palestinos, muchas veces a puñaladas. A la vez, 166 palestinos han muerto a tiros por las fuerzas de seguridad y civiles israelíes, incluso 119 que Israel señaló como atacantes.

El secretario de estado norteamericano John Kerry anunció el plan de videovigilancia durante una visita en octubre a Jordania, que administra el Haram as Sharif, tercer sitio más sagrado para los musulmanes. Kerry dijo que la idea había sido propuesta por el rey Abdula II de Jordania y avalada por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Aunque Kerry anunció el plan, Estados Unidos no está involucrado directamente en la discusión sobre las cámaras entre Israel y Jordania. Públicamente, el Departamento de Estado ha dicho que el proyecto sigue siendo prioritario, y Kerry plantea regularmente su importancia en sus conversaciones con funcionarios israelíes, palestinos y jordanos. Pero en privado, algunos funcionarios admiten que los desacuerdos son tan serios que las cámaras podrían no ser instaladas jamás.

Israel quiere cámaras de vigilancia dentro de la mezquita Al Aqsa por considerar que esto pondría de manifiesto la acumulación de piedras y petardos para los choques con las fuerzas de seguridad israelíes.

Jordania quiere que las cámaras solo muestren las áreas en torno del complejo, incluso las explanadas en torno de las dos mezquitas. El rey jordano dijo en noviembre que "no habrá cámaras en el interior de la mezquita". No explicó los motivos, pero algunos palestinos temen que Israel use las videograbaciones para espiar a los activistas.

El Monte del Templo es el lugar más sagrado del judaísmo, en el sitio donde se alzaron los templos bíblicos. Muy cerca se alza el Muro de los Lamentos, el único remanente del Templo.

______

Laub reportó desde Aman, Jordania. El periodista de Associated Press Matthew Lee en Washington contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario