Mundo 20 abril 2016

Israel detiene a 6 colonos que atacaron a palestinos

JERUSALEN (AP) — Las fuerzas de seguridad israelíes anunciaron el miércoles el arresto de seis jóvenes colonos israelíes integrantes de un "grupo terrorista judío" sospechoso de ataques a palestinos y su propiedad el año pasado.

La agencia de seguridad Shin Bet dijo que los sospechosos —dos menores, un soldado de 19 años y otros tres veinteañeros, residentes en el asentamiento de Nahliel en Cisjordania— actuaron con intención de herir y matar palestinos. Fueron arrestados este mes y pronto serán acusados ante la justicia, agregó la agencia.

Informó que el grupo atacó e hirió a un agricultor palestino. También lo acusó de arrojar bombas incendiarias a la casa de un palestino en noviembre mientras la familia dormía, y de lanzar granadas de gas a otra casa donde dormían un matrimonio palestino y su bebé. Nadie resultó herido en los ataques a las dos casas, dijo la agencia. Los atacantes garabatearon grafitos en las casas reclamando venganza.

Los sospechosos dijeron a los interrogadores, según Shin Bet, que sus acciones fueron inspiradas por un ataque incendiario mortífero israelí a un hogar de Cisjordania en julio que mató a una pareja palestina y su infante. Miembros del grupo estaban conectados con miembros de otra banda de extremistas judíos apresados recientemente y acusados de una serie de ataques a blancos palestinos y cristianos, dijo la agencia.

Aunque Israel ha lidiado con una ola de ataques de supuestos extremistas judíos en los últimos años, el ataque mortífero del 2015 donde murió la pareja con su hijito provocó una profunda reacción nacional. El ataque fue condenado por todo el espectro político.

Por otra parte, el Ejército israelí anunció el miércoles que derribó la casa de un palestino que participó en un ataque con arma blanca en un asentamiento judío de Cisjordania en enero.

Hussein Mohammed Abu Ghosh y otro palestino apuñalaron a dos mujeres antes de morir abatidos por un guardia israelí. Una de las mujeres murió después por sus heridas.

La demolición se produjo en el campo de refugiados de Qalandia, que se encuentra en el linde entre Cisjordania y Jerusalén. Israel considera las demoliciones como un medio para disuadir de nuevos ataques. Las voces críticas afirman que la práctica es un castigo colectivo.

Varios palestinos lanzaron piedras y bombas incendiarias a las fuerzas israelíes durante la demolición, indicó el Ejército. Las fuerzas trataron de dispersar a la multitud y después dispararon munición real a los manifestantes.

Dos soldados sufrieron heridas leves. Ocho palestinos resultaron heridos, según el hospital de Ramala.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario