Mundo 11 mayo 2016

Isabel II califica a enviados chinos de "groseros"

LONDRES (AP) — La reina Isabel II de Inglaterra fue captada en una grabación describiendo a funcionarios chinos como "muy groseros con el embajador" durante una conversación con un mando policial, durante un acto en el Palacio de Buckingham.

Las declaraciones, que fueron realizadas el martes, son poco habituales en la monarca de 90 años, que ha sido muy cauta para mantenerse alejada de la política durante su largo reinado y a los medios que la acompañan se les pide que no registren conversaciones privadas.

La grabación, realizada por un cámara oficial de Palacio durante la fiesta del jardín, recoge cómo la comandante de la policía Lucy D'Orsi dice a la reina que preparar la visita de estado del presidente chino, Xi Jinping, a Gran Bretaña en octubre había sido un "momento complicado".

Isabel II le responde: "Fueron muy groseros con el embajador".

Éste fue el segundo incidente embarazoso de la jornada en un palacio, ya que el primer ministro británico, David Cameron fue sorprendido en otro evento describiendo a Nigeria y Afganistán como "posiblemente los dos países más corruptos del mundo".

En el video, un funcionario presenta a D'Orsi a la reina y le explica que estuvo al frente de la seguridad de la visita. Isabel II exclama: "Oh, mala suerte".

El funcionario le cuenta que D'Orsi había sido "seriamente desautorizada por los chinos" en el manejo de la visita.

Cuando D'Orsi pregunta si la reina sabía que había sido un "momento complicado", ella responde que sí.

La agente recordó un momento en que funcionarios chinos abandonaron una reunión con Barbara Woodward, embajadora británica en China, diciendo a las autoridades británicas que el viaje estaba cancelado.

"Nos dejaron plantadas a las dos", señaló D'Orsi.

"Extraordinario", respondió Isabel II.

"Creo que fue muy grosero y poco diplomático", apostilló la responsable policial.

Tanto la Policía Metropolitana como la Casa Real declinaron realizar comentarios sobre lo que describieron como conversaciones privadas.

Ésta no es la primera vez que miembros de la familia real británica son sorprendidos realizando declaraciones poco diplomáticas sobre los chinos. El príncipe Carlos describió a todos los responsables chinos como "figuras de cera terriblemente viejas" en una entrada en un diario privado en la que describía la ceremonia de 1997 en la que se devolvía la soberanía de Hong Kong al gobierno chino.

En otro palacio, las cámaras sorprendieron a Cameron hablando sobre una cumbre anticorrupción que se celebrará en Londres y que él presidirá.

"Algunos líderes de algunos países fantásticamente corruptos vendrán a Gran Bretaña", dijo Cameron a la reina durante una recepción para celebrar el 90 cumpleaños de Isabel II. "Nigeria y Afganistán, posiblemente los dos países más corruptos del mundo".

Está previsto que el afgano Ashraf Ghani y el nigeriano Muhammadu Buhari asistan a la cumbre de Londres y ambos colaboraron en un ensayo sobre sus esfuerzos para atajar la corrupción.

___

Se ha corregido una versión previa de este despacho para aclarar que las imágenes fueron tomadas por una cámara oficinal de Palacio.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario