EEUU 07 marzo 2016

Investigación AP: Firma de EEUU falló en respuesta a ébola

WASHINGTON (AP) — Una compañía estadounidense a la que se asignó un papel crucial en los esfuerzos para combatir el ébola en Sierra Leona cometió una serie de errores costosos durante el brote de 2014, concluyó una investigación de The Associated Press.

Trabajadores de la compañía Metabiota Inc. —con sede en San Francisco— no solamente calibraron mal la intensidad de la epidemia, sino que contribuyeron a fallidos resultados de pruebas de laboratorio, minaron el trabajo de sus socios y pusieron a personas en peligro de contraer el letal virus, de acuerdo con documentos filtrados y entrevistas con personal internacional de salud.

La compañía había sido seleccionada por la Organización Mundial de Salud y el gobierno de Sierra Leona para trabajar en el combate al ébola, pero mensajes electrónicos internos de la OMS y otras agencias internacionales de salud obtenidos por la AP muestran que los científicos estaban alarmados por una serie de problemas en un laboratorio compartido por Metabiota y la Universidad Tulane.

"Esta es una situación que la OMS no puede seguir apoyando", escribió el doctor Eric Bertherat, experto de la OMS en epidemias, en un mensaje electrónico a colegas el 17 de julio de 2014.

Bertherat describió reportes de "confusión total" en la operación del laboratorio compartido por Metabiota y Tulane en el hospital de Kenema, en Sierra Leona.

Hizo notar que no había forma de mantener registro de las muestras: "No hay control en absoluto sobre lo que se está haciendo". Dijo que los resultados fallidos en el laboratorio eran particularmente peligrosos dada la sospecha entre la población local de que trabajadores internacionales estaban diseminando el virus intencionalmente.

Lawrence Gostin, director del Centro de Colaboración en Leyes de Salud Pública y Derechos Humanos en la Universidad de Georgetown, que colabora con la OMS, indicó que es inexcusable que se le hayan otorgado responsabilidades fundamentales a una empresa sin la pericia requerida para responder a una epidemia.

"Fue una comedia de errores", dijo. Agregó que la OMS es la responsable por permitir que la situación creciera a partir de ese punto.

"La OMS sabía que la compañía estaba fallando en sus niveles de respuesta y no hizo nada", comentó Goston. "En cualquier otro contexto, eso se llamaría encubrimiento".

Los funcionarios de la OMS no devolvieron mensajes solicitando comentar sobre la historia de AP.

El fundador y director general de Metabiota, Nathan Wolfe, dijo que no hay evidencia que muestre que su compañía fue responsable por los problemas en el laboratorio. Dijo que las disputas reportadas fueron exageradas y que cualquier predicción hecha por sus empleados que estaban trabajando con el gobierno de Sierra Leona no reflejaba la posición de la compañía.

Señaló que Metabiota no se especializa en respuesta a epidemias y que sus empleados trabajaron admirablemente en medio de las circunstancias del peor brote de ébola en el mundo. Añadió que envió de manera voluntaria recursos y personal a Sierra Leona, lo que significó un gasto de unos 500.000 dólares para su compañía.

"Estamos increíblemente orgullosos de todo lo que hicimos", dijo el jueves en una entrevista en su oficina. "Se trata de individuos que tomaron riesgos personales sustanciales y que trabajaron horarios increíblemente largos".

Metabiota se anuncia como una industria pionera en la detección de amenazas virales y asegura que trabaja "para mejorar la resistencia del mundo a las epidemias". La empresa y su compañía hermana sin fines de lucro, Global Viral, han recibido millones de dólares por parte del Departamento de Defensa, USAID, Google y la Fundación Skoll con sede en California.

Durante los primeros meses del brote de ébola de 2014, y ante el poco personal de la OMS y sus aliados, las autoridades de Sierra Leona recurrieron a Metabiota para ayudar a atender la epidemia en Kenema. La empresa ha estado en el país desde 2009 y apoyó al gobierno en asuntos que incluyen la investigación del brote y trabajo de laboratorio.

En un principio, Metabiota parecía hacerlo bien. De acuerdo a un recuento en su sitio web, el personal de la compañía ayudó a entrenar a centenares de trabajadores de salud bajo los lineamientos de la OMS.

Pero en cuestión de semanas, el virus se propagó en todo el país, y ante el incremento de decesos, los expertos comenzaron a cuestionar el trabajo realizado en el laboratorio en Kenema compartido por Metabiota y Tulane, que poseía su propio proyecto de investigación sobre la fiebre Lassa y otras enfermedades.

Los problemas de Metabiota son reflejo de problemas más amplios que dañaron la respuesta global al brote, que ha matado a más de 11.000 personas. Reportes previos de la AP han mostrado que la OMS se resistió durante dos meses —por razones políticas, religiosas y económicas— a activar la alarma sobre el ébola y no implementó una respuesta efectiva y firme incluso después de emitirse la alerta.

___

Satter y Cheng reportaron desde Londres. Los periodistas de The Associated Press Krista Larson en Kenema, Sierra Leona, y Lisa Leff en San Francisco contribuyeron para este despacho

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario