EEUU 11 septiembre 2016

Intento conservador para destituir al jefe del IRS fracasará

WASHINGTON (AP) — Una campaña emprendida por algunos conservadores republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos para tratar de destituir al jefe de la oficina de rentas internas no tendrá éxito. Con una oposición democrática sólida y la resistencia por parte de muchos republicanos, simplemente no hay suficientes votos para expulsar a John Koskinen de su cargo.

Sin embargo, los miembros de la conservadora facción Freedom House Caucus están presionando de todos modos en contra del director del Servicio Interno de Impuestos del Departamento del Tesoro (IRS por sus siglas en inglés). Su campaña podría llegar a un punto crítico durante las próximas dos semanas.

Los conservadores acusan a Koskinen de mentir al Congreso, de no responder citaciones y de supervisar una agencia que ha destruido documentos.

Dicen que esas acciones fueron para obstaculizar la larga investigación de los republicanos en la cámara baja sobre cómo grupos del Tea Party fueron tratados injustamente por el IRS cuando trataron de buscar exenciones fiscales hace varios años, antes de que Koskinen encabezara la agencia.

Cuando faltan dos meses para la elección presidencial, la campaña contra Koskinen y el IRS es algo que atrae a muchos votantes conservadores, para quienes el IRS ha sido desde hace mucho tiempo sinónimo de una mala palabra.

Ellos no han perdonado la forma en que manejó el caso de las organizaciones del Tea Party. Adem.as Koskinen fue designado por el presidente Barack Obama, otro objetivo favorito de los ataques conservadores.

Koskinen y los demócratas dicen que las acusaciones carecen de fundamento.

Aunque el IRS ha reconocido que sometió a un tratamiento injustamente duro a los grupos del Tea Party, el Departamento de Justicia y el inspector general del IRS no encontraron pruebas de que la agencia haya tenido motivaciones políticas y no se ha probado que los documentos fueron destruidos deliberadamente.

Los demócratas dicen que la campaña solo busca atraer votos conservadores y donaciones de campaña.

El mandato de Koskinen termina el 12 de noviembre de 2017. Él ha dicho públicamente que acatará las órdenes del presidente, lo que indica que renunciará si el mandatario de lo pide.

___

La periodista de The Associated Press Erica Werner en Washington DC contribuyó para este despacho

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario