Associated Press 26 octubre 2016

Inmigrantes asiáticas dan a luz a ritmo más alto en EEUU

PHOENIX (AP) — Las inmigrantes asiáticas representan una proporción cada vez mayor de las madres extranjeras que dan a luz en Estados Unidos, lo que pone de relieve la cambiante composición de los inmigrantes en Estados Unidos, ya que los asiáticos siguen rebasando a los latinos en crecimiento, de acuerdo con un estudio divulgado el miércoles.

El informe del Centro de Investigaciones Pew mostró que las inmigrantes asiáticas representan el 22% de los alumbramientos de extranjeras, un aumento en comparación con el 16% de 2010.

Entre tanto, menos inmigrantes latinoamericanas están teniendo bebés en Estados Unidos. El análisis halló que la porción de nacimientos de madres de Latinoamérica bajó, de ser el 64% de las madres extranjeras en el 2008, a 54% en el 2014. Cerca de 7% de todos los nacimientos en Estados Unidos son de madres inmigrantes que viven en el país de manera ilegal.

El reporte trasciende en medio de una intensa elección presidencial en la que el candidato republicano a la presidencia Donald Trump ha conseguido apoyo, y también se ha ganado la ira de otros, al decir que construirá un muro en la frontera entre México y Estados Unidos y manifestar sentimientos ampliamente antiinmigrantes.

Pero los demógrafos dicen que los inmigrantes son clave para el crecimiento en Estados Unidos. El número de mujeres estadounidenses que dio a luz en el 2014 ha bajado 11% desde 1970, mientras que las mujeres inmigrantes han triplicado la cantidad de alumbramientos que tienen.

"Nosotros en Estados Unidos hemos dependido y dependemos de los inmigrantes y de los hijos de los inmigrantes para el crecimiento de nuestra población", dijo William Frey, investigador del Programa de Políticas Metropolitanas de la Institución Brookings. "Creo que esto ayuda a eso, en el sentido de que la población inmigrante femenina está ayudando a continuar eso".

Frey dice que si no fuera por los inmigrantes, el índice de alumbramientos del país sería mucho más bajo, lo cual podría resultar en problemas más adelante, conforme la población envejezca. Por ejemplo, un índice bajo de natalidad podría resultar en un déficit en la fuerza laboral y podría afectar negativamente los programas de seguridad social, de acuerdo con los demógrafos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario