Mundo 12 septiembre 2016

Inicia tregua en Siria; rebeldes no precisan si la acatarán

BEIRUT, Líbano (AP) — Un alto el fuego entró en vigor la noche del lunes en Siria, en el más reciente intento de Estados Unidos y Rusia de aminorar la intensidad de la guerra civil que estalló hace cinco años y medio.

Los habitantes y observadores informaron que reinaba la calma en la mayor parte del país horas después del inicio de la tregua, aunque activistas informaron de ataques aéreos en las zonas en disputa en los alrededores de la ciudad norteña de Aleppo.

Sin embargo, los grupos rebeldes más poderosos han manifestado profundas reservas sobre el acuerdo concretado el fin de semana sin su participación por los jefes de las diplomacias de Estados Unidos y Rusia en Ginebra.

La primera semana de la tregua será crucial. En ese lapso, deben cesar las hostilidades entre los rebeldes y las fuerzas militares del presidente Bashar Assad.

Pero las fuerzas de Assad pueden seguir atacando al grupo Estado Islámico y a la organización antes conocida como Frente Nusra, vinculada con Al Qaeda.

Sin embargo, los insurgentes vinculados con Al Qaeda son estrechos aliados de muchas facciones rebeldes y constituyen una fuerza poderosa en la defensa de Aleppo en particular.

Ante esta situación existe el peligro de que los ataques aéreos den pie a represalias de los rebeldes, lo que haría fracasar la tregua, igual que en anteriores ocasiones este año.

Para complicar las cosas, un grupo de 21 facciones rebeldes emitió el viernes un comunicado en el que advirtió que no fueran atacados los combatientes vinculados con Al Qaeda. En el comunicado, las facciones no se comprometieron a acatar la tregua.

Pero una vez que transcurra esa semana, el conflicto podría ingresar en una etapa totalmente distinta.

Una nueva coalición entre Estados Unidos y Rusia intervendrá para atacar a rebeldes del antiguo Frente Nusra, y las fuerzas de Assad ya no estarán autorizadas a hacerlo.

Este nuevo escenario elimina efectivamente el pretexto de Assad para atacar zonas que controla la oposición en lo que el gobernante describe como una guerra contra el terrorismo.

Las fuerzas del gobierno estarán autorizadas a combatir defensivamente, atacar al grupo Estado Islámico y lanzar operaciones contra las fuerzas Nusra en algunas zonas designadas.

Los arquitectos del acuerdo esperan que de esta forma se allane el camino para un periodo amplio de moderación que pueda servir de base para el inicio de un diálogo de paz entre todas las partes del conflicto.

A medida que entraba en vigor la tregua, el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, dijo el lunes que las facciones rebeldes deben distanciarse de los combatientes vinculados con Al Qaeda, cuyo grupo cambió recientemente su nombre de Nusra a Jabhat Fatah al-Sham (Frente de Conquista del Levante).

Kerry también señaló que el gobierno sirio debe permitir la entrega de asistencia humanitaria en las zonas sitiadas, entre ellas los distritos de Aleppo en poder de la insurgencia.

El viceministro ruso del exterior, Mijail Bogdanov, dijo que el mes próximo podrían reanudarse las conversaciones de paz entre el gobierno y los grupos de la oposición.

Las rondas anteriores efectuadas este año en Ginebra fracasaron por falta de avances.

___

El periodista de The Associated Press, Bradley Klapper, en Washington, y Nataliya Vasilyeva, en Moscú, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario