Deportes 25 julio 2016

Informante sobre dopaje deplora decisión del COI

Yulia Stepanova, la informante que denunció las prácticas de dopaje en el atletismo ruso, da por perdidas sus pretensiones de competir en los Juegos Olímpicos. Pero su determinación en sacar a la luz el dopaje y la corrupción sigue intacta.

"Está bien haber perdido una pelea honorable", dijo el esposo de Stepanova, Vitaly Stepanov, en una entrevista con The Associated Press el lunes.

La pareja apeló al Comité Olímpico Internacional para que revierta su decisión, anunciada el domingo, que le negó a Stepanova la oportunidad de competir en los Juegos de Río, que comienzan el 5 de agosto.

El fallo, según los Stepanovs, se fundamenta en datos incorrectos, incluyendo la manera como el COI describe cómo Stepanova decidió ser informante como un jugada tardía y desesperada que se tomó luego que el equipo ruso la apartó.

Se tratar de una conclusión que tanto la Agencia Mundial Antidopaje y la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) están en desacuerdo. Ambas organizaciones recomendaron que se le permita a Stepanova competir en Río.

Pero Stepanov dijo que recibió varios indicios de que el COI no iba a aceptarlo.

"Creo que el COI no invirtió tiempo suficiente para entender la magnitud del problema en Rusia y lo mucho que se encubre en el deporte ruso", dijo.

Stepanova era una corredora de los 800 metros que participaba de la trama de dopaje en Rusia, pero que luego reveló los detalles de las trampas. Sus denuncias desencadenaron las investigaciones que terminaron con la marginación del equipo ruso de los Juegos. Tras recibir más información sobre el deporte ruso, el COI decidió no excluir a todo el equipo.

En el fallo se indicó que todo deportista rusa con una infracción previa por dopaje no podrá competir en Río. Stepanova cae en esa categoría, aunque la legalidad de ese dictamen está bajo cuestionamiento. En 2011, el Tribunal de Arbitraje Deportivo invalidó la Regla 45 del COI, que estableció sanciones olímpicas para todo deportista que purgó más de seis meses en sanciones por dopaje. EL TAS indicó que era una medida que implica sancionar a alguien dos veces por la misma causa.

Fue una de las varias facetas de la decisión del domingo que plasmaron el grado de dificultad que tuvo el COI en alcanzar un punto de equilibrio. El presidente del COI, Thomas Bach, habló de "justicia individual y responsabilidad colectiva". Y dirigentes rusos advirtieron a la junta directiva del COI que no cediese a presiones geopolíticas.

Mientras Rusia aceptó el fallo, las organizaciones antidopaje lo rechazaron. La decisión de dejar fuera a Stepanova fue considerada como la peor parte.

Stepanov dijo que su esposa la pasó mal el domingo con un malestar estomacal, lo que hizo que el día fuese mucho peor.

Se sigue entrenando para los Juegos, con el convencimiento de que si va, no podrá competir por una medalla como lo ha hecho en el pasado.

"Su objetivo es participar", dijo Stepanov. "Yo creo que se merecer ser una atleta olímpico mucho más de cuando se dopaba".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario