Mundo 27 febrero 2016

Indonesia: Fiscalía pide cárcel para traficantes de personas

TUAL, Indonesia (AP) — La fiscalía de Indonesia pidió penas de cárcel de hasta cuatro años y medio para cinco tailandeses y tres indonesios acusados de trata de personas en relación con la esclavitud en la industria pesquera.

Los sospechosos fueron detenidos en la remota localidad insular de Benjina el pasado mayo después de que The Associated Press denunció el problema de la esclavitud en el sector.

Las víctimas —13 pescadores de Mianmar que declararon bajo protección de la Agencia de Protección de Testigos y Víctimas de Indonesia— dijeron que se los torturó, obligó a trabajar días enteros y no se les pagó. Añadieron que se les encerró en una celda en instalaciones de la compañía pesquera.

En su petición de sentencia realizada el viernes, la fiscalía pide cuatro años y medio de prisión para el capital tailandés Youngyut Nitiwongchaeron y para cuatro compatriotas —Boonsom Jaika, Surachai Maneephong, Hatsaphon Phaetjakreng y Somchit Korraneesuk— además de para el ciudadano indonesio Hermanwir Martino.

Además se solicitó una pena de tres años y medio de reclusión para otros dos indonesios, Yopi Hanorsian y Muklis Ohoitenan.

Los fiscales exigieron además que los acusados, que están siendo juzgados en Tual, a unos 2.900 kilómetros (1.800 millas) al este de Yakarta, paguen una multa de unos 18.000 dólares o pasen tres meses más en prisión.

La policía indonesia ha descubierto que cientos de pescadores extranjeros fueron reclutados en Tailandia, llevados a Indonesia con documentos de inmigración falsificados y sometidos a abusos brutales.

Más de 2.000 hombres de Mianmar, Tailandia, Camboya y Laos han sido rescatados de las condiciones brutales en el mar como resultado de una investigación de la AP sobre los frutos de mar exportados a Estados Unidos desde la isla de los esclavos. Algunos pasaron más de 10 años en cautiverio.

Los fiscales exigieron que los cinco tailandeses pagaran el equivalente de entre 3.750 y 26.000 dólares a las 13 víctimas, que declararon en los juicios en la corte distrital de Tuaal, un municipio de la provincia suroccidental de Maluku.

Los fiscales han acusado a los reos de violar la ley que prohíbe el tráfico de personas. La pena máxima por ese delito es de 15 años de prisión y 46.000 dólares de multa.

En la investigación, al menos cinco botes utilizados por los sospechosos para el tráfico humano y las prácticas esclavistas fueron confiscados junto con decenas de pasaportes falsos y manifiestos.

Todos los acusados eran empleados de Pusaka Benjina Resources, una de las firmas pesqueras más grandes de Indonesia oriental.

La audiencia se reanudará el 4 de marzo para dar tiempo a los acusados y sus defensores a responder a los pedidos de sentencia.

___

El periodista de Associated Press Ali Kotarumalos en Yakarta, Indonesia, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario