Mundo 09 agosto 2016

Incendio forestal quema casas en isla portuguesa de Madeira

LISBOA, Portugal (AP) — Un importante incendio en la isla portuguesa de Madeira destruyó al menos seis viviendas el martes y forzó la evacuación de más de 400 personas de sus casas y de un hospital, dijeron las autoridades.

Un descenso de las temperaturas durante la noche ayudó brevemente a los bomberos en la lucha contra otros fuegos forestales que han ardido durante varios días en el territorio continental portugués, aunque siete siniestros grandes seguían fuera de control y otros 125 eran combatidos en la tarde.

El mes de agosto, cuando las temperaturas son altas, los vientos fuertes y las zonas boscosas están secas, es el período más álgido de incendios forestales en Portugal y otros países en el sur de Europa. Las autoridades dicen que los incendios a menudo son iniciados deliberadamente y se diseminan rápidamente porque no se despejan los bosques de árboles muertos.

Las llamas que cercaban varios suburbios de Funchal, capital de Madeira, calcinaron varias viviendas en los alrededores de la ciudad y proyectaron una negra humareda sobre el centro, de acuerdo con imágenes emitidas por la cadena de noticias por cable S.I.C. Noticias. La gente trataba frenéticamente de contener las llamas usando mangueras de jardinería y baldes con agua, mientras el viento arrojaba ascuas.

Las empinadas colinas y densa vegetación de Madeira complicaban el acceso al incendio, indicaron responsables del servicio de bomberos.

Ocho bomberos necesitaron atención médica tras inhalar humo cuando los fuertes vientos avivaron las llamas en la isla, situada en aguas al noroeste de África. Más de 200 pacientes de un pequeño hospital fueron evacuados como precaución, según las autoridades.

En el territorio continental portugués, unos 3.300 bomberos respaldados por 24 aeronaves para arrojar agua luchaban contra el fuego, según el Servicio Nacional de Protección Civil.

Las zonas más afectadas estaban en el norte de Portugal, donde las temperaturas superan los 30 grados Celsius (86 Fahrenheit) desde el sábado. Los bosques de pino y eucalipto de la zona están secos y sirven como combustible para las llamas tras un largo periodo sin lluvias.

En la zona en torno a Viseu, 290 kilómetros (180 millas) al norte de Lisboa, la capital, un incendio forestal obligó a cerrar una importante autopista. En la cercana Agueda cerraron carreteras y los fuegos cortaron tendidos eléctricos.

Lisboa, la capital del país, se encontraba el martes bajo una bruma provocada por el humo de los incendios en la región.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario