Associated Press 25 junio 2016

Incendio deja 150 viviendas destruidas en California

LAKE ISABELLA, California, EE.UU. (AP) — Un incendio voraz y mortífero en el centro de California ha destruido 150 casas y la cifra podría aumentar, dijeron las autoridades.

El número se elevó desde 80 casas mientras los bomberos comenzaban a recorrer vecindarios para contar las viviendas y casas rodantes incineradas por el fuego.

Manzanas completas fueron reducidas a escombros y al menos 2.500 casas continuaban en peligro por las llamas.

Persistía la preocupación ante los pronósticos de que continuarían las condiciones climáticas que hicieron que las llamas se propagaran a gran velocidad por pequeñas comunidades de la Sierra Nevada, dada la baja humedad y vientos constantes de 48 kph (30 mph).

"Tenemos que tener en cuenta esa situación. Podría causar otro desastre", declaró el ingeniero antincendios del condado Kern, Anthony Romero.

Unos 1.100 bomberos participaban en el combate al fuego.

El gobernador Jerry Brown declaró el estado de emergencia, mediante el cual se liberan recursos para combatir el incendio y retirar los escombros.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos también autorizó la utilización de fondos para las acciones de los bomberos.

Desde que comenzó el jueves, el incendio ha destruido 14.452 hectáreas (35.711 acres) de maleza reseca y madera. Avanzó tan aprisa que algunos residentes apenas tuvieron tiempo para escapar, pero dos no lo lograron.

Una pareja de ancianos al parecer sucumbieron ante el humo cuando intentaban huir, dijo el jefe policial del condado, Donny Youngblood. Los cadáveres de las víctimas fueron encontrados el viernes y sus identidades son mantenidas en reserva.

Everett Evans, de 45 años, huyó el jueves cuando el incendio descendía ruidosamente por una montaña hacia su casa móvil en South Lake.

"Cuando se escucha como que viene un tren carguero hay que huir. Podía escucharse, verse y olerse", agregó.

Evans dijo que tocó las puertas de los vecinos para que desalojaran sus casas. Evans y su padre, hijo y novia de su hijo iban en la misma caravana.

Sin embargo, no había dejado nada para regresar y recoger. Prácticamente no quedo de pie casa alguna en su vecindario.

Un reportero que visito el sábado la zona solo encontró una bandera parcialmente quemada a la que agitaba el viento en un asta sobre las ruinas de la casa de Evans.

No se autorizó a Evans regresar a su casa pero él señaló que perdió recuerdos y fotografías de su ex matrimonio y de los años que estuvo en el Cuerpo de Infantes de Marina.

"Todos son recuerdos. Hay que cuidar la vida pero se pierden recuerdos", agregó.

Shiela McFarland, de 67 años, de Mountain Mesa, dejó su casa hace tres días, se llevó su computadora, teléfono celular, documentos y a su perro Snuggles.

En un centro de evacuación, McFarland durmió en un catre al aire libre cerca de su perrera.

McFarland dijo desconocer si su casa fue destruida, pero vio el lado amable de la vida.

"No importa si perdí todo", afirmó ella el sábado. "Tengo a mi perrito, mis hijos y mis nietos. He visto a otras personas en peor situación".

___

Jablon informó desde Los Angeles. Los reporteros Brian Melley, Andrew Dalton y John Antczak, en Los Angeles, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario