Deportes 26 abril 2016

Huracán y A. Nacional igualan 0-0 en la ida de los octavos

BUENOS AIRES (AP) — Huracán y Atlético Nacional de Medellín, ubicados en los dos extremos de la fase de grupos, igualaron 0-0 el martes en el duelo de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, en el que los colombianos conservaron el arco invicto por séptimo partido consecutivo.

Dentro de un encuentro parejo, el conjunto argentino, último entre los equipos que consiguieron su boleto a octavos, se plantó más en ataque pero falló en la última estocada ante un rival colombiano que fue el mejor de los 16 clasificados y que sobre el final apretó el acelerador.

"Veníamos con la firme intención de llevarnos un resultado positivo, propusimos un buen fútbol, creo que se controló el partido y nos vamos conformes con el rendimiento del equipo", dijo el centrocampista colombiano Alexander Mejía, quien en la primera parte recibió una tarjeta amarilla por juego brusco.

Ambos equipos se conocían muy bien, ya que compartieron el Grupo 4. Atlético Nacional triunfó 2-0 en Buenos Aires y empató sin goles en Medellín, sede en la que se definirá esta serie el 3 de mayo.

Huracán buscó con insistencia a su artillero Ramón Abila, quien tuvo a maltraer a Felipe Aguilar, pero fue Daniel Montenegro quien casi abre el marcador para el "Globo" con un disparo de media distancia que atajó con dificultad el invicto arquero Franco Armani, apenas despuntó el partido.

El argentino Armani cumplió siete partidos sin recibir goles en esta copa, incluyendo los seis de la fase de grupos. Casi sobre la hora, envió al córner una pelota envenenada que estuvo a punto de conectar el defensor de Huracán Federico Mancinelli.

Los "Verdolagas" replicaron con una vieja fórmula del fútbol: desborde por la banda de Jonathan Copete y un centro que culminó con una fulminante entrada de Orlando Berrío, quien no pudo conectar bien de cabeza.

"Vamos a ir al desquite tranquilos, vamos a dejar todo para que se les haga complicado también a ellos", destacó "Wanchope" Abila. "Lo bueno hubiese sido convertir al menos un gol, pero paciencia, no se pudo".

El complemento fue muy friccionado y ambos equipos se cuidaron de no arriesgar ese empate que los colombianos estuvieron a punto de quebrar a los 67, cuando Berrío desbordó a Luciano Balbi y el arquero Marcos Díaz tapó con el cuerpo lo que parecía gol,

Fue la jugada más clara de un partido que en el último cuarto de hora encontró mejor parado a Atlético Nacional. En ese periodo, un sablazo de Sebastián Pérez se fue apenas alto.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario