Mundo 22 mayo 2016

Humo, problemas en cabina en caótico final de vuelo EgyptAir

EL CAIRO, Egipto (AP) — Una filtración de datos de vuelo que muestra problemas en la cabina y humo en un baño del avión de EgyptAir desaparecido ponen el foco en los caóticos últimos momentos del vuelo 804, incluido un periodo de tres minutos antes de perder contacto con los radares en el que las alarmas del Airbus 320 sonaban sin descanso.

Autoridades advierten que es demasiado pronto para saber qué ocurrió con la aeronave — el ministro francés de Exteriores dijo el sábado que "se están examinando todas las hipótesis" — pero cada vez más pruebas apuntan a una catástrofe dramática y repentina que hizo que el avión se estrellase en el Mediterráneo oriental en la madrugada del jueves.

El ejército egipcio difundió el sábado las primeras fotografías de los restos encontrados en el mar hasta el momento, entre los que había objetos personales y asientos dañados. Egipto lidera un operativo multinacional para dar con las cajas negras de la aeronave — los dispositivos que registran los datos de vuelo y grabaciones de audio de la cabina — y otras pistas que puedan explicar su repentino desplome sobre el mar.

"Si perdieron el control del avión en tres minutos eso es muy, muy rápido", dijo el experto en seguridad aérea Philip Baum. "Estaban gestionando un incidente extremadamente serio".

Según las autoridades, el avión viró a la izquierda, luego a la derecha, efectuó un giro completo y cayó 38.000 pies (11.582 metros) al mar — sin enviar nunca una señal de alerta.

La página de Facebook del portavoz del ejército egipcio difundió el sábado las primeras imágenes de los restos encontrados, que mostraban lo que parecían ser fragmentos de un asiento, chalecos salvavidas — uno de ellos aparentemente intacto — y una manta infantil morada y rosa.

El vocero, el general de brigada Mohammed Samir, publicó más tarde un video mostrando lo que parecía ser una pieza de moqueta azul, cinturones de seguridad y un bolso de mano blanco. La grabación comienza con imágenes aéreas de un barco de la marina no identificado seguido de una lancha rápida navegando hacia restos que floraban en el agua.

El vuelo 804 despegó del aeropuerto Charles de Gaulle de París el miércoles por la noche con dirección a El Cairo y 66 personas a bordo. El primer audio disponible sobre el malogrado avión indica que todo ocurría se desarrollaba con normalidad cuando el piloto se comunicó con controladores aéreos de Zúrich, en Suiza, en torno a la medianoche, antes de contactar con los de Italia en Padua (Padova en italiano). El piloto dice: "Este es 0-7-2-5 Padova control. (Ininteligible) 8-0-4. Muchas gracias. Buenos días o buenas noches".

La comunicación, difundida por liveatc.net, que proporciona comunicaciones de tránsito aéreo en vivo en todo el mundo, tuvo lugar unas dos horas y media antes de que los controladores griegos perdieran contacto con la aeronave.

Funcionarios griegos dijeron que a las 02:24 de la madrugada, hora local, el avión entró en el sector Atenas del espacio aéreo del país. Veinticuatro minutos más tarde, los controladores charlaron con el piloto, que parecía estar de buen humor.

En griego, el piloto respondió: "Gracias".

A las 03:12 de la mañana, el avión sobrevoló la isla griega de Kasos en ruta hacia el Mediterráneo oriental, según datos de vuelo de FlightRadar24.

Menos de un cuarto de hora más tarde, cuando estaba a medio camino entre Grecia y Egipto, un sensor detectó humo en un baño y un fallo en dos de las ventanas de la cabina de los pilotos, según datos filtrados y difundidos por la publicación especializada Aviation Herald.

Mensajes como estos, enviados por el sistema automático de detección del aparato, "generalmente implican el inicio de un fuego", explicó Sebastien Barthe, portavoz de la agencia francesa de investigación de accidentes aéreos. "Todo lo demás es pura conjetura".

A las 03:27 de la madrugada, hora griega, controladores aéreos en Atenas intentaron ponerse en contacto con el avión para ceder la monitorización del vuelo a las autoridades egipcias, según funcionarios griegos. No hubo respuesta alguna desde la aeronave pese a las continuas llamadas, incluyendo a través de la frecuencia de emergencias. Al mismo tiempo, un sensor detectó que el humo había llegado al sistema de computadoras y electrónico que controla el avión, según los datos filtrados.

Dos minutos más tarde, el avión entró en espacio aéreo egipcio. Se encendieron las alarmas advirtiendo sobre el control del piloto automático y de las alas del avión, lo que sugeriría serios problemas estructurales. En cuestión de segundos, el avión desapareció del radar (alrededor de las 02:30 de la madrugada, hora egipcia). Controladores del tránsito aéreo en Egipto pidieron ayuda al ejército egipcio para rastrear el avión desaparecido, aunque sin éxito.

Buscando indicios de si el Airbus A320 podría haber sido derribado por terroristas, los investigadores han analizado la lista de pasajeros e interrogado a personal de tierra en el aeropuerto Charles de Gaulle de París, de donde despegó el avión.

Aviones y barcos egipcios y de otros cinco países —Grecia, Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y Chipre— buscaban en una amplia zona del Mediterráneo, un día después de que el ejército egipcio encontrara restos del Airbus 320 en el mar, unos 290 kilómetros (180 millas) al norte de Alejandría.

La profundidad en la zona es de entre 8.000 y 10.000 pies (de 2.440 a 3.050 metros) y las señales de las cajas negras pueden detectarse a una profundidad de hasta 20.000 metros (6 kilómetros).

Las autoridades egipcias han dicho que el terrorismo es una explicación más probable que un fallo técnico, y algunos expertos en aviación han indicado que el errático movimiento del avión antes de estrellarse sugiere la explosión de una bomba o un forcejeo en cabina. Pero por el momento no se han encontrado pruebas definitivas.

Ningún grupo armado ha reclamado haber derribado el avión. Eso es una diferencia respecto al siniestro de un avión ruso en octubre, que se estrelló sobre la península de Sinaí matando a las 224 personas que iban a bordo. En ese caso, la rama en el Sinaí del grupo extremista Estado Islámico reclamó la autoría en cuestión de horas.

___

Satter informó desde París. Angela Charlton y Brian Rohan, en París, y Demetris Nellas, en Atenas, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario