Mundo 10 junio 2016

Huelgas en Francia afectan trenes y recogida de basura

PARÍS (AP) — La alcaldesa de París prometió el viernes despejar de basura todas las calles de la ciudad para el final de la jornada, luego de 12 días de huelgas que han dejado un desorden hediondo, además de enturbiar más la imagen de Francia justo cuando empieza su labor como anfitriona de la Eurocopa de fútbol.

Los sindicatos seguían decididos a mantener las huelgas en la principal planta de incineración de basura de París, en las líneas de tren que llevarán a los aficionados al primer partido del torneo el viernes, y en los vuelos de Air France a partir del sábado.

Los paros forman parte de las protestas iniciadas hace meses en todo el país, que pretenden forzar al gobierno a renunciar a una reforma laboral que extendería la semana laboral y facilitaría los despidos.

Una luz de esperanza apareció el viernes en el paro nacional, luego de que la ministra del Trabajo y el líder del poderoso sindicato CGT dijeron estar listos para reunirse. Eso sería un enorme alivio para el impopular presidente francés, François Hollande, que necesita que el torneo de fútbol sea un éxito.

Francia ya había estado en alerta máxima por posibles actos de violencia extremista en relación con el torneo —el país permanece en un estado de emergencia después de los ataques mortíferos del año pasado— y las huelgas y protestas se han sumado a la tensión que ya enfrentaban las autoridades.

La alcaldesa, Anne Hidalgo, dijo que la ciudad ha reclutado decenas de camiones de basura adicionales en los últimos dos días para retirar los desperdicios acumulados, que empiezan a oler especialmente mal ante las altas temperaturas y el tiempo bochornoso.

"Toda la basura se recogerá hoy", dijo Hidalgo a la televisora BFM.

El desafío será encontrar un lugar donde dejarla: los trabajadores en huelga bloquean desde hace días la principal planta procesadora que sirve a la ciudad.

Baptiste Talbot, del sindicato CGT de recolección de basura, describió el anuncio de Hidalgo como "un poco optimista", pero no se opuso a las tareas. "Queremos mantener la presión con la huelga, pero comprendemos las cuestiones sanitarias", dijo a The Associated Press.

El sindicalista informó que la ciudad podría contratar a empresas privadas para que despejen las calles de las que suelen ocuparse los empleados públicos, y después llevar la basura a otras regiones o plantas donde los trabajadores no estén en huelga.

Por su parte, el responsable de Transportes en Francia amenazó el viernes con obligar a los conductores de tren en huelga a volver a sus puestos de trabajo para garantizar el transporte a los aficionados que asisten a los partidos de la Eurocopa.

Alain Vidalies, subsecretario de Transporte, dijo a la radio Europe-1 que el gobierno podría usar una medida especial para obligar a los trabajadores a regresar a sus puestos en caso que la situación empeore el sábado.

Insistió en que el transporte al encuentro del viernes estará asegurado. Las autoridades ferroviarias y del metro prometieron trenes adicionales para eludir a los huelguistas y llevar a decenas de miles de personas al Estadio de Francia para ver el partido de Francia contra Rumania a las 9:00 de la noche.

Aproximadamente la mitad de los trenes regionales y el 20% de los trenes de alta velocidad cancelaron el servicio el viernes. La participación en la huelga de trenes parece estar disminuyendo en los últimos días, con apenas un 7,1% de los trabajadores participando el viernes, informó la administración de la operadora estatal ferroviaria SNCF en un comunicado.

La ministra del Trabajo Myriam El Khomri dijo el viernes que estaba lista para reunirse con el líder del sindicato izquierdista CGT, que está al frente del movimiento de protesta, de acuerdo con los reportes de los medios franceses. CGT tuiteó que su líder, Philippe Martinez, está "dispuesto" a reunirse con Khomri a partir de este fin de semana.

El organizador de la Eurocopa 2016, Jacques Lambert, dijo que las huelgas ya han manchado el evento y que hieren especialmente a los aficionados de clase trabajadora, que dependen del transporte público.

"La imagen dada no es la que queríamos", dijo a la radioemisora France-Inter.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario