Mundo 17 julio 2016

HRW: Tutela masculina dicta la vida de las mujeres saudíes

DUBAI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — El sistema de tutela masculina de Arabia Saudí, que impide que las mujeres viajen al extranjero, obtengan un pasaporte, se casen o abandonen la cárcel sin el consentimiento de un familiar varón, es el impedimento más significativo para la materialización de los derechos de las mujeres en el reino, según un estudio de Human Rights Watch (HRW) presentado el domingo.

El estudio de Human Rights Watch es relevante en un momento en el que el país trabaja para poner en práctica sus proyectos "Vision 2030" y "National Transformation Plan" para desligarse de su fuerte dependencia del petróleo, que incluyen objetivos gubernamentales para impulsar la participación de las mujeres en la fuerza laboral. Se publica siete meses después de que se permitiera a las mujeres presentarse y votar en unas elecciones locales.

Incluso en esta situación, la vida de una mujer en Arabia Saudí depende en gran medida en la "buena voluntad" de su guardián masculino — que puede ser su padre, esposo o hermano y, en algunos casos, su propio hijo.

Una mujer de 25 años a la que el reporte identifica como Zahra contó que su padre solía pegarle con tanta violencia que en una ocasión perdió temporalmente la visión y fue trasladada un hospital. Aunque sus progenitores están divorciados y ella vive con su madre, su padre sigue siendo su tutor legal. No le dio permiso para estudiar en el extranjero y no puede salir del país para trabajar sin su autorización.

HRW, que entrevistó a 61 saudíes dentro y fuera del país durante los últimos nueve meses, empleó seudónimos para las participantes por motivos de seguridad.

"La tutela crea realmente un sistema que es fuente de abusos", apunta la autora del informe Kristine Beckerle, de la división del grupo para Oriente Medio.

La base para el sistema legal de tutela y las normas sociales del país es una ideología islamista ultraconservadora conocida como wahabismo. Poderosos clérigos wahabíes del reino apoyan la imposición del control masculino basándose en un verso del Corán que afirma que los hombres son los protectores a cargo de las mujeres.

Otros eruditos islámicos argumentan que esto malinterpreta conceptos coránicos fundamentales como la igualdad y el respeto entre sexos. En otros países de mayoría musulmana, incluso en aquellos con tribunales de la sharia o ley islámica, no hay leyes de custodia masculina tan restrictivas.

Según HRW, el sistema trata a mujeres adultas como menores legales. El reporte cita además entre los impedimentos la prohibición de que las mujeres manejen y una segregación casi total.

Debido a la amplia variedad de normas y restricciones informales, las mujeres en Arabia Saudí no pueden tomar decisiones por sí mismas "por la preocupación de si su padre o tutor va a estar de acuerdo". Esto afecta desde a la firma de alquiler, a obtener un trabajo, viajar, estudiar o casarse, apunta Beckerle.

Algunas restricciones se han aliviado durante la última década y las mujeres pueden ahora trabajar sin necesidad de consentimiento masculino.

En los ambiciosos planes de reforma económica del reino, se anima a las mujeres a que se integren en la fuerza laboral y las empresas reciben incentivos por fomentar el empleo femenino. Pero no se imponen multas en el caso de que un empresario se niegue a contratar a una mujer que no tenga permiso de su tutor. Algunas universidades piden también esta autorización para matricularse.

Otras reformas incluyeron conceder a las mujeres saudíes el derecho a obtener una tarjeta nacional de identidad sin permiso masculino. Pero para conseguir la identificación deben presentar la tarjeta familiar, que se expide a los hombres. El gobierno emitió una directiva recientemente permitiendo a divorciadas y viudas obtener estar cartillas, que le permiten matricular a sus hijos en la escuela, por ejemplo.

___

En internet: Human Rights Watch report on Saudi Arabia's guardianship system: https://www.hrw.org/news/2016/07/16/saudi-arabia-male-guardianship-boxes-women

___

El periodista de The Associated Press Sam McNeil en Amán, Jordania, contribuyó a este despacho.

___

Aya Batrawy está en Twitter en www.twitter.com/ayaelb.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario