Mundo 30 agosto 2016

HRW acusa a gobiernos palestinos de sofocar la disidencia

JERUSALEN (AP) — Las autoridades palestinas sofocan la disidencia reprimiendo la libertad de expresión y maltratando a periodistas y activistas locales que son críticos con sus políticas, afirmó el martes un importante grupo humanitario internacional.

Tanto la Autoridad Palestina respaldada por Occidente en Cisjordania que dirige el presidente Mahmud Abás, como su rival, el grupo armado islamista Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza, "arrestan, maltratan y procesan de forma penal a periodistas y activistas que expresan críticas pacíficas de las autoridades", dijo Human Rights Watch.

En 2007, Hamas expulsó de Gaza a Fatá, el movimiento de Abás, en sangrientas batallas callejeras. El suceso dejó a los palestinos divididos entre dos gobiernos. Sucesivos intentos de reconciliación han fracasado y tanto Hamas como la Autoridad Palestina que lidera Fatá han lanzado de forma periódica campañas de represión contra sus rivales para consolidar su poder.

"Los gobiernos palestinos tanto en Gaza como en Cisjordania detienen e incluso maltratan físicamente a activistas y periodistas que expresan críticas sobre temas públicos importantes", dijo Sari Bashi, director regional de Human Rights Watch.

En Cisjordania, fuerzas palestinas detuvieron a activistas y músicos que "ridiculizaron a las fuerzas de seguridad palestinas" y "acusaron al gobierno de corrupción" en comentarios en Facebook, grafitis o en letras de rap, dijo HRW.

En Gaza, el grupo humanitario dijo que un activista que criticó a Hamas por "no proteger a un hombre con una discapacidad mental" fue detenido e intimidado por el grupo, así como un periodista que "difundió una fotografía de una mujer buscando comida en un contenedor de basura".

El grupo humanitario, con sede en Nueva York, dijo que en los casos de malos tratos, "activistas y periodistas dijeron que los agentes de seguridad los golpearon o patearon, les privaron de sueño y alimentación correcta, los remojaron con una manguera con agua fría y después caliente y les obligaron a mantener posturas incómodas durante largas horas".

Tarik Abu Zaid, un periodista de la televisora aliada de Hamas al-Aqsa, dijo que la Autoridad Palestina le ha detenido tres veces, la última en marzo, y en cada ocasión estuvo un mes retenido.

"La primera semana, la investigación fue cordial", dijo. "Pero al final de la primera semana empezaron a utilizar varias formas de tortura física y psicológica para hacerme confesar delitos que no había cometido". El reportero dijo que fue obligado a permanecer de pie, se le impidió dormir durante tres días y un interrogador le golpeó en los genitales.

Jamal Dajani, portavoz del gobierno de Cisjordania, dijo que cualquier incidente fue "aislado" y no refleja una política oficial del gobierno. En algunos casos, señaló, se detuvo a periodistas cumpliendo leyes contra la difamación.

"Estos incidentes no tienen nada que ver con la libertad de prensa", dijo. "El gobierno trabaja para crear un entorno mejor para la libertad de prensa. Apoyamos y creemos en la libertad de expresión y el derecho de los periodistas a operar libremente en Palestina".

En Gaza, el ministerio del Interior de Hamas dijo que está "plenamente comprometido" con la libertad de expresión y que Hamas no arresta a nadie por sus actividades políticas o periodísticas.

"Lo que aparece en el informe de Human Rights Watch contiene grandes errores y contradice la verdadera situación en Gaza", afirmó.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario