Mundo 27 abril 2016

Honran a puertorriqueños que pelearon en unidad segregada

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Con lágrimas en los ojos, Ángel Acevedo miró la Medalla de Oro del Congreso en sus manos durante una ceremonia el miércoles para honrar a puertorriqueños como él que sufrieron discriminación y esperaron decenios para ser reconocidos por pelear en guerras en la última unidad militar segregada de Estados Unidos en combate.

Acevedo, de 94 años y condecorado con el Corazón Púrpura, apuntó seguidamente a un grupo de veteranos congregados frente a él en un fuerte del siglo XVI desde donde Estados Unidos disparó los primeros cañonazos de la Primera Guerra Mundial contra un buque de guerra alemán que dejaba las aguas de la isla. Acevedo elogió el valor de sus amigos en las guerras que siguieron.

"Hace 66 años que estuvimos en combate y hoy la historia ha venido a reconocernos", dijo Acevedo, que peleó en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y la Guerra de Vietnam como parte del 65to Regimiento de Infantería. "Cuando yo caí herido, esos Borinqueneers me salvaron la vida".

Los Borinqueneers eran una unidad hispana segregada de otros soldados, como lo fueron los Tuskegee Airmen, que eran negros, y los Navajo Code Talkers. Pero no fue sino hasta este año que Acevedo y otros como él recibieron el galardón civil más alto que confiere el Congreso estadounidense.

"Uno agradece infinitamente que reconozcan lo que uno pasó, lo que uno hizo", dijo Acevedo, que estuvo ocho meses en un hospital en Hawaii luego que una mina estallase junto a su Jeep en Corea con fuerza tal que lo lanzó hasta un arrozal.

Pedro Pierluisi, representante de Puerto Rico en el Congreso, estaba entre quienes hicieron campaña para que se reconociese a los Borinqueneers y dijo que gracias a los esfuerzos de éstos, los hispanos han podido integrarse a las fuerzas armadas estadounidenses. Los Borinqueneers habían enfrentado discriminación, como por ejemplo ser castigados por hablar en español.

Robert McDonald, secretario de Asuntos de Veteranos, viajó a Puerto Rico para la ceremonia y elogió a los Borinqueneers. Lamentó que muchos miembros de la unidad murieran antes de recibir la medalla, incluido uno que por sí solo frenó un asalto enemigo durante una noche.

"Su servicio en las dos guerras mundiales, y especialmente en Corea, es realmente legendario", dijo. "Esta medalla es debida desde hace mucho tiempo".

Haciéndose eco estuvo Rafael Gómez, de 88 años, quien peleó en Corea y dijo que vio cómo los soldados puertorriqueños a menudo eran enviados a las misiones más difíciles.

"Es un reconocimiento verdaderamente tardío porque la mayor parte de nosotros hemos muerto", dijo.

Uno de los Borinqueneers más viejos honrados el miércoles fue Martín Morales, de 104 años, que peleó en la Segunda Guerra Mundial. Morales permaneció sentado para la ceremonia, pero luego caminó por el fuerte para saludar y charlar con sus amigos.

"Ave María, esto está muy bueno... Pasé un día feliz hoy", dijo.

___

Danica Coto está en Twitter como: https://www.twitter.com/danicacoto

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario