Mundo 15 octubre 2016

Honduras detiene ex funcionario por proyecto hidroeléctrico

TEGUCIGALPA (AP) — Un ex funcionario de alto rango del gobierno hondureño fue detenido por ampliar irregularmente las operaciones de un proyecto hidroeléctrico en el oeste del país al que se oponían las comunidades indígenas, entre ellas una liderada por la ambientalista Berta Cáceres —que fue asesinada en marzo pasado.

El fiscalía informó el sábado sobre la detención del viernes de Darío Cardona, ex viceministro de Recursos Naturales de 2012 a 2014, acusado de violar la ley al no consultar a las comunidades indígenas antes de autorizar en 2013 a la empresa Agua Zarca a aumentar su capacidad de generar energía de 16 a 21.7 megavatios por hora y a trasladar las obras de infraestructura de Río Blanco, en la provincia de Intibucá, a San Francisco de Ojuera, en Santa Bárbara.

Cardona había considerado que el proyecto hidroeléctrico era ambientalmente viable aunque Agua Zarca está en los dominios de los lenca y este pueblo indígena —al que pertenecía Cáceres y que se extiende por parte de Honduras y El Salvador— se había opuesto a él.

De acuerdo con el Ministerio Público, Cardona contravino el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Tribales, que obliga al Estado a consultar previamente a las comunidades indígenas sobre las concesiones que afectan los recursos naturales existentes en sus territorios.

La fiscalía investiga además a Marco Laínez, antecesor de Cardona, por la autorización en 2011 de ese mismo proyecto hidroeléctrico.

Un tribunal penal de Tegucigalpa ordenó a Cardona pagar una fianza y no salir del país mientras dure su juicio, por lo que el ex funcionario seguirá el proceso en libertad, según informó la vocera de los juzgados capitalinos, Bárbara Castillo.

El ex viceministro del presidente Porfirio Lobo tiene otro caso abierto desde 2015 por tráfico de influencias en el desfalco de más de 350 millones de dólares del sistema de seguridad social hondureño.

El proyecto Agua Zarca, ubicado en la reserva de Montaña Verde, al occidente de Honduras, fue pensado para aprovechar la capacidad de generar electricidad del río Gualcarque pero los lencas siempre se han opuesto al proyecto porque consideran al río sagrado y vital para su supervivencia.

Berta Cáceres, líder de los lencas, se opuso a la iniciativa y con la campaña que lideró consiguió que la constructora de represas más grande del mundo, una empresa china, se retirara del proyecto.

En 2015 Cáceres recibió el premio Goldman, considerado el máximo reconocimiento mundial para defensores del medio ambiente, y el 3 marzo de 2016, después de denunciar amenazas de muerte, fue asesinada a balazos en su propia casa. Desde entonces el proyecto Agua Zarca permanece paralizado.

Seis hombres, entre ellos un funcionario de la empresa, están encarcelados acusados de ser los autores materiales de la muerte de Cáceres.

Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales mostraron su preocupación por el asesinato de la activista e instaron al gobierno hondureño a esclarecer lo ocurrido y llevar a sus responsables ante la justicia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario